| 12/11/2006 12:00:00 AM

Entregan en concesión nueve aeropuertos peruanos

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones y el Consorcio GHB-Swisport suscribieron el lunes el contrato de concesión, que según las autoridades le significará al estado un ahorro de 100 millones de dólares durante los 25 años que dure la concesión.

Lima.- Perú entregó el lunes en concesión un primer grupo de nueve aeropuertos de provincias a un consorcio de capitales españoles, que se ha comprometido a realizar trabajos de remodelamiento y modernización de los terminales con una inversión de 220 millones de dólares en 25 años.

"Lo que queremos hacer es un desarrollo de infraestructura de transporte distinto y ambicioso para el Perú. Estamos seguros que con este tipo de inversiones seremos un país grande e integrado en el corto plazo", destacó la ministra de Transportes, Verónica Zavala, en la ceremonia de suscripción realizada en la ciudad selvática de Tarapoto.

Los aeropuertos entregados en concesión son los de las ciudades de Tumbes, Talara, Chachapoyas, Tarapoto, Iquitos, Pucallpa, Anta-Huaraz, Trujillo y Cajamarca, teniendo la empresa concesionaria la posibilidad de obtener posteriormente también los aeropuertos de Piura, Chiclayo y Pisco.

El contrato implica que en una primera fase, que comprende los tres primeros años, se construirán obras de rápido impacto como: remodelamiento de las terminales, la climatización de las salas de espera, salas de embarque, renovación de los frontis de las terminales, colocación de fajas transportadoras de equipaje, entre otros.

En la segunda fase, entre los años 4 al 25, se ejecutará un plan maestro que comprende ampliaciones y construcción de nueva infraestructura.

GBH-Swissport está conformada por GBH Investments y Swissport, una empresa perteneciente al Grupo Ferrovial de España.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?