| 9/8/2009 12:00:00 AM

Entregan ayuda alimentaria a más de 40.000 personas desplazadas y vulnerables de Bogotá

Recibieron de la Agencia Presidencial para la Acción Social, 1´572.670 raciones de alimentos. Además, se les entregaron comedores escolares y comunitarios con neveras, estufas, licuadoras y baterías de ollas, entre otros.

Bogotá, - Durante el primer semestre del año en curso, la Agencia Presidencial para la Acción Social apoyó con la entrega de ayuda alimentaria a 40.474 personas desplazadas y vulnerables de Bogotá. Estos hogares recibieron del programa Operación Prolongada de Socorro y Recuperación  1'572.670 raciones de alimentos.

A través de cuatro modalidades, la Operación apoyó a 20.399 personas por socorro y emergencia; 3.106 niños y niñas por riesgo nutricional, 4.034 por ser mujeres gestantes y lactantes, y a 12.935 adultos, a través de alimentos por trabajo y capacitación.

Además del envío de alimentos, el programa dotó a los comedores escolares y comunitarios con neveras, estufas, licuadoras, baterías de ollas, pailas, jarras, coladores, escurridores, filtros de agua, olletas, cubiertos, vasos, platos, sillas, mesas, baldes y canecas para la basura, entre otros.

La semana pasada se dotaron las cocinas de seis comedores escolares y comunitarios ubicados en Ciudad Bolívar, Kennedy y San Cristóbal.

A la fecha, la Operación Prolongada de Socorro y Recuperación está en 21 departamentos y la capital del país, en donde desarrolla una labor de carácter humanitario, al cubrir las necesidades nutricionales de la población en situación de desplazamiento y vulnerabilidad.

Esta actividad es realizada por la Agencia Presidencial para la Acción Social, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

 

 


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?