| 4/18/2011 2:00:00 PM

Entregado en usufructo el 63% de las tierras ociosas en Cuba

El Gobierno cubano entregó en usufructo hasta marzo pasado el 63 por ciento de las tierras ociosas del país, un proceso sobre el que se estudian nuevas modificaciones tras beneficiar a más de 143.000 personas desde 2008 y que, según las autoridades, ha superado "todas las expectativas".

La Habana - El director del Centro Nacional del Control de la Tierra, Pedro Olivera, indicó hoy en rueda de prensa en La Habana que en total ya hay 922.000 hectáreas de tierras ociosas entregadas que están a cargo de los nuevos usufructuarios, de los cuales un 70% no tenía experiencia previa en la agricultura.

Indicó que la superficie agrícola de Cuba es de 6.600.000 hectáreas y el fondo ocioso se estimaba en más de 1.800.000 cuando en julio de 2008 el Gobierno del presidente Raúl Castro decretó su entrega en usufructo.

Desde entonces las autoridades cubanas han recibido un total de 165.000 solicitudes de parcelas, de ellas un 91% conclusas, con lo cual unos 143.000 cubanos ya han accedido al trabajo en el campo.

"Debemos evaluar de muy positivo el proceso", afirmó Olivera, al resaltar que por sus resultados el decreto "superó todas las expectativas".

Además, señaló que las tierras que quedan pendientes por entregar son las de menor "accesibilidad", mientras se siguen recibiendo solicitudes y hay unas 15.000 en trámite.

La mayoría de las tierras ociosas se ha dedicado a la ganadería (53 %), seguida de los cultivos varios (25 %), el arroz (8%) y otros renglones como café, tabaco, caña y frutales.

El convenio con nuevos usufructuarios forma parte del "reordenamiento" del sector agrícola incluido en el plan de reformas del Gobierno, que ahora se propone ampliar los límites dispuestos para la entrega de tierras ociosas a los productores agropecuarios que tengan "resultados destacados".

El régimen de usufructo es uno de los principales proyectos para reanimar la agricultura y aumentar la producción de alimentos en Cuba, donde se importa cerca de un 80 % de los víveres que consumen sus habitantes para un gasto de unos US$1.500 millones al año.

La semana pasada las autoridades cubanas anunciaron que este año su partida de gastos para importar alimentos se incrementará en un 25% más de lo previsto debido al alza internacional de precios, lo que implicará un desembolso extra de US$308 millones.

Ante la situación, el Gobierno ha intensificado sus medidas para impulsar la producción nacional y en particular la llamada agricultura urbana y suburbana, para responder a las necesidades de productos agrícolas en cada territorio.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?