| 10/28/2010 10:20:00 AM

Encuesta AP prevé crecimiento muy lento en 2011

El mercado laboral y la economía estadounidense mejorarán apenas ligeramente el año próximo, según una encuesta de la Associated Press a prominentes economistas.

Washington.- La más reciente encuesta económica trimestral de la AP revela que los economistas están retrasando sus cálculos de cuándo volverán a afianzarse los principales indicadores de la salud económica: contratación de trabajadores, gastos y expansión.

En su opinión, los consumidores y los empleadores se mantendrán cautelosos. Las familias seguirán ahorrando. La inflación se mantendrá a raya. Y el desempleo apenas bajará un poco del 9,6% actual a una tasa todavía elevada de 9% hacia fines del 2011.

En la encuesta anterior en julio, los economistas pronosticaron un desempleo del 8,7% para fines del año próximo. En la encuesta anterior a esa, habían anticipado un 8,4%. Algunos creen ahora que el desempleo no bajará a la cifra históricamente normal de 5,5% a 6% hasta por lo menos el 2018, varios años después de lo que se había previsto.

Esta apreciación se suma a un panorama sombrío para el nuevo Congreso que comienza en enero. La frustración de los votantes por el desempleo amenaza costar a los demócratas su control de la Cámara de Representantes, y quizás el Senado, en las elecciones del martes.

No parece que el nuevo Congreso apruebe más gastos para tratar de vigorizar la economía y el mercado laboral. Y la Reserva Federal (banco central) está agotando sus recursos.

De todos modos los economistas consultados por la AP creen que la economía eludirá algunas amenazas que han planteado preocupaciones en los últimos meses. Por ejemplo, desechan la posibilidad de una segunda recesión y consideran que el riesgo de deflación es remoto. La deflación es una baja prolongada en precios y salarios que puede desalentar los gastos de consumo.

El titular de la Reserva, Ben Bernanke, ha manifestado confianza sobre la deflación, uno de los motivos por los cuales el banco probablemente anunciará el viernes que comprará bonos del Tesoro para tratar de reducir más las tasas de interés. Las tasas más bajas podrían impulsar más préstamos y gastos y contribuir a elevar los precios.

Los economistas están muy divididos acerca de lo que debería hacer la Fed. Y se oponen por gran mayoría a otra rueda de gastos de estímulo por parte del gobierno. Creen que la economía avanzará, sólo que más lentamente de lo que habían supuesto antes.

La encuesta de la AP recabó la opinión de 43 economistas privados, empresariales y académicos sobre una serie de indicadores, incluso empleos, gastos de consumo e inflación.

Entre sus pronósticos, creen que la economía crecerá apenas el 2,7% el año próximo, apenas más que el escaso aumento pronosticado para todo el 2010. Una regla de oro considera que el crecimiento debe promediar por lo menos el 5% durante un año entero para reducir la tasa de desempleo en un 1%.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?