| 2/14/2010 2:00:00 PM

Encuesta: 68% de peruanos desaprueba a Alan García

La desaprobación del presidente peruano Alan García aumentó a 68% en febrero, según una encuesta de la firma Ipsos-Apoyo divulgada el domingo.

Lima — El estudio, publicado por el diario El Comercio, arrojó que la aprobación de García disminuyó a 26%, dos puntos porcentuales menos que en enero y tres menos que en diciembre. No precisó el 6%

La impopularidad del mandatario mantiene una tendencia alcista iniciada en diciembre cuando tenía 64% y 66% en enero.

Entre quienes desaprueban a García, 41% está descontento "porque hay mucha corrupción en su gobierno", 40% "porque es mentiroso y no cumple sus promesas", 39% "porque comete los mismos errores que en su primer gobierno" y 39% "porque los precios están subiendo".

El sondeo de repuestas múltiples fue realizado en 16 ciudades representativas del país entre el 9 y 12 de febrero, con una muestra de 1.200 personas y tiene un margen de error de 2,8%.

La encuesta recoge la impresión de los peruanos sobre la ayuda del gobierno a los pobladores y turistas afectados por las lluvias que azotaron el país desde diciembre y 46% considera como "muy malo" el rescate recibido por los peruanos damnificados y 42% "ni buena ni mala" la ayuda recibida por los "turistas afectados".

Entre los que aprueban a García, 40% le reconoce la construcción de "carreteras, hospitales y obras de agua y desagüe" y 34% "porque está trabajando para mejorar la educación".

La aprobación del mandatario es mayor en la capital y el norte, en comparación con el centro, sur y oriente del país.

García gobierna por segunda vez el país luego que entre 1985 y 1990 dejó al país afectado por la peor inflación que sufrió Perú en su historia.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?