| 6/13/2007 12:00:00 AM

Encausan en Milán a 4 bancos por colapso de Parmalat

Se trata de uno de varios casos que buscan deslindar responsabilidades por el colapso de la empresa, bajo una deuda de 14.000 millones de euros (18.000 millones de dólares), en lo que sigue siendo la peor quiebra de una corporación en Europa.

Milán, Italia_ Un juez en Milán encausó formalmente el miércoles a cuatro bancos internacionales por el colapso del emporio de la leche Parmalat en el 2003, dentro de un proceso que podría recuperar millones de dólares en indemnizaciones para los inversionistas defraudados.

El juez Cesare Tacconi instruyó de la causa judicial a Citigroup Inc., UBS AG, Deutsche Bank AG y Morgan Stanley, por no tomar medidas que habrían prevenido los delitos que derivaron en el colapso de la compañía. Además, 13 empleados bancarios están acusados de emitir declaraciones falsas para apoyar los bonos de Parmalat en el mercado.

El juicio comenzaría el 22 de enero.

Se trata de uno de varios casos que buscan deslindar responsabilidades por el colapso de la empresa, bajo una deuda de 14.000 millones de euros (18.000 millones de dólares), en lo que sigue siendo la peor quiebra de una corporación en Europa.

Los abogados que representan a los poseedores de bonos de Parmalat elogiaron la decisión. Más de 40.000 inversionistas en bonos se han unido al caso en Milán como partes civiles --una medida que les permite solicitar indemnizaciones además de la provisión de compensaciones contenida en la acusación imputada a los bancos--.

"Este es un avance importante, porque son los bancos los que pueden pagar", dijo el abogado Carlo Federico Grosso, quien calculó que buscaría un monto mínimo de entre 280 millones y 300 millones de euros (374 millones a 400 millones de dólares) para los 32.000 inversionistas a quienes representa.

Los bancos podrían también enfrentar una prohibición de operar en Italia.

Los fiscales han dicho que los individuos acusados en el caso divulgaron información falsa al mercado, pues actuaron en complicidad con la antigua directiva de Parmalat.

Los cargos se relacionan con cinco ventas de bonos, por más de 1.600 millones de euros. La última de esas operaciones se realizó a mediados del 2003, justo antes de que comenzara el escándalo financiero en Parmalat.

Morgan Stanley, Citigroup y UBS negaron haber incurrido en actos indebidos. Deutsche Bank no respondió a las llamadas que solicitaban sus comentarios.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?