| 1/16/2006 12:00:00 AM

En el TLC, Estados Unidos sigue inflexible en tema agrícola

El factor decisivo será si el Gobierno colombiano quiere ceder ante las presiones de Estados Unidos.

Colombia reanudó el miércoles las negociaciones que fueron suspendidas en la XIV ronda en Washington, que se creía iba a ser la última. Los emisarios de ese país se retiraron entonces a la espera de mejores oportunidades para el entendimiento.

"En los temas no agrícolas hemos encontrado la flexibilidad que nos permite avizorar la posibilidad de un avance de la negociación hacia su conclusión", dijo el ministro colombiano de Comercio Humberto Botero a la AP. "No así, infortunadamente, en los temas agrícolas que siguen totalmente abiertos".

El consultor internacional Tomás Uribe, miembro del Partido Liberal, cree que el cierre está al alcance de la mano de Colombia, pero a cambio a concesiones a Estados Unidos que "no las aceptamos en diciembre porque no nos parecían suficientes".

"Entonces, depende mucho de cuál es el nivel de ambición que mantenga o no mantenga el gobierno de Colombia", dijo Uribe hablando a título personal y no de su partido.

"Si cerramos este día, puede ser que no hayamos logrado nuestras ambiciones, y si persistimos en ellas se puede alargar un poco más (el proceso)". Colombia inició negociaciones conjuntamente con Perú y Ecuador hace 20 meses. Perú forzó el cierre en diciembre haciendo concesiones agroindustriales y Ecuador, que también se retiró con el mismo argumento de los colombianos, ha anunciado que retomará el diálogo el 23 de febrero.

El negociador ecuatoriano Manuel Chiriboga dijo que ha estado siguiendo los contactos colombianos sobre propiedad intelectual, pero se retiró debido a que los negociadores colombianos estaban "privilegiando algunos puntos".

Chiriboga se abstuvo de comentar si ello significaba que Colombia deseaba hacer concesiones en ese campo, que está pendiente junto con el agroindustrial y textil.

Botero dijo que en las negociaciones agrícolas, Colombia mantiene "nuestras ambiciones muy justificadas" no sólo el cronograma de desgravación de productos sino también medidas fito y zoosanitarias.

"Lo hemos hecho en los niveles técnicos y políticos", afirmó. "Vamos a ver cómo en la mesa de negociaciones y con la participación directa del ministro de Agricultura (Andrés Felipe Arias) encontramos la posibilidad de avanzar".

Preguntado si el hecho de haber empezado la semana apelando al tema sensible de la seguridad nacional en la negociación bilateral era una maniobra que hablaba de ansiedad en el lado colombiano para cerrar las negociaciones, Botero contestó: "No puedo hacer pronósticos". "Lo que sí puedo decir es que hemos tocado todas las puertas, acudido a todas las instancias del Gobierno para hacer presente la sustancia política de la relación bilateral y la razonabilidad de nuestras ambiciones en la negociación agrícola", dijo.

Colombia seguirá negociando hasta el viernes y, según Botero, "ya veremos si se dan los avances que esperamos".

La exposición sobre seguridad bilateral fue encomendada al ex presidente Andrés Pastrana, quien hizo la presentación correspondiente el lunes ante el Consejo de Seguridad Nacional, en la Casa Blanca.

Pastrana, el autor del Plan Colombia, dijo que si Colombia no lograba "un tratado justo" se arriesgaba a echar por tierra los avances en la lucha contra las drogas y las guerrillas. Esa aproximación de Colombia en las negociaciones fue calificada por el analista Uribe como "lógica" porque, dijo, la decisión sobre un tratado comercial internacional en Estados Unidos era multisectorial y participaban en ella desde las agencias de seguridad nacional hasta el Tesoro.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?