| 2/23/2009 12:00:00 AM

En Mexico, pocas personas han podido retirar dinero de Stanford

MEXICO  — El organismo regulador bancario de México informó el lunes que los clientes que tenían inversiones con Stanford en el país han podido retirar su dinero, aunque no aquellos cuyas operaciones se realizaron en el extranjero.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) refirió en un comunicado que entre el 17 y el 20 de febrero habían sido retirados unos 275,5 millones de pesos (unos US$18,6 millones) de Stanford Fondos, la unidad mexicana del grupo acusado en Estados Unidos de fraude.

"Los reportes sobre personas que no han podido retirar sus inversiones se refieren a las que se realizaron con Stanford Financial Group basado en Houston, Texas, y con Stanford International Bank Ltd. basado en Antigua", señaló la CNBV y aclaró que esas entidades no están reguladas ni son supervisadas.

Stanford tiene autorización desde 2005 para operar como distribuidora de sociedades de inversión, lo cual le permite comprar y vender acciones de otras sociedades pero que sean mexicanas.

La CNBV señaló que las distribuidoras de sociedades de inversión como Stanford tienen prohibido utilizar los recursos que obtengan para realizar depósitos bancarios en instituciones de crédito del exterior o inversiones a través de casas de bolsa extranjeras.

Diversos clientes mexicanos han dicho en los últimos días que sus recursos no han podido ser retirados porque habían sido invertidos en el extranjero.

La CNBV informó que se mantiene atenta ante cualquier indicio de operaciones irregulares, y ha solicitado a los clientes en el país que se acerquen para recibir cualquier información sobre posibles anomalías en la actuación de Stanford Fondos.

También informó que Stanford Fondos opera normalmente y que ninguna institución de crédito mexicana tiene relación con el grupo.

Hasta el 20 de febrero, los recursos manejados por Stanford ascendían a 431,3 millones de pesos (unos US$29,2 millones ), cuando al 30 de enero y antes de los retiros eran por 706,8 millones de pesos (unos US$47,8 millones ).

La Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos (SEC) ha acusado al financiero R. Allen Stanford y a tres de sus compañías de cometer un fraude por 8.000 millones de dólares, al atraer inversionistas con la promesa de jugosas ganancias a partir de certificados de depósitos y otras inversiones.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?