| 12/16/2005 12:00:00 AM

En esta temporada vacacional,ocupación llegó al 87%

El nivel más elevado se registró en los hoteles de la ciudad de Santa Marta, donde el promedio de ocupación llegó al 96%.

En un promedio de 87% se ubicó la ocupación hotelera en los principales destinos turísticos del país durante la temporada vacacional de finales de 2005 y comienzos de 2006, según reporte de la Dirección General de Turismo del Ministerio de Comercio.

El informe fue hecho con base en datos suministrados por la Asociación Hotelera de Colombia (Cotelco) y las oficinas de turismo de varias regiones del país como la Costa Caribe, el Eje Cafetero, Boyacá y San Agustín; en un periodo que comprendido entre el 27 de diciembre del año pasado al 10 de enero de 2006.

De acuerdo con el informe, el nivel más elevado se registró en los hoteles de la ciudad de Santa Marta, donde el promedio de ocupación llegó al 96%.

En otras zonas de la Costa Caribe las cifras fueron similares: en Cartagena la ocupación fue del 95%, al igual que en el Cabo de la Vela y en Coveñas. En San Andrés el promedio fue del 90% y en Providencia del 40%.

Un comportamiento parecido se presentó en los principales destinos del Eje Cafetero; en Caldas el nivel de ocupación de los hoteles fue del 95%, y en Quindío del 85%.

Otras zonas turísticas del territorio nacional, como el departamento de Boyacá y San Agustín, en el Huila, alcanzaron promedios de ocupación del 90% en los establecimientos dedicados al alojamiento de turistas.

De acuerdo con las cifras suministradas por la Dirección de Turismo, la cifra de la temporada vacacional supera en 34 puntos porcentuales el promedio que se venía registrando a lo largo del año anterior, que era del 52,7%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?