| 5/16/2007 12:00:00 AM

En enero gobierno registró déficit fiscal del 0,3% del PIB

De acuerdo con el documento “Seguimiento Gobierno Nacional Central enero 2007” del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), ese déficit resulta de comparar ingresos por 5 billones 755 mil millones de pesos contra gastos por 6 billones 874 mil millones de pesos.

Bogotá.- El Gobierno Nacional Central (GNC) cerró el primer mes del año en curso con un déficit del 0,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a un billón 119 mil millones de pesos.

El 37 por ciento de los gastos totales correspondió a transferencias; el 31 por ciento a inversión; el 14 por ciento estuvo asociado al pago de intereses; el 8 por ciento a gastos de servicios personales; el 9 por ciento a gastos generales y el 1 por ciento a otros gastos.

Comparando los gastos totales en enero de 2006 y enero de 2007 se presentó un leve crecimiento del 0,1 por ciento al pasar de 6 billones 869 mil millones a 6 billones 874 mil millones.

Este comportamiento es explicado por dos efectos que se contrarrestaron parcialmente: menores gastos corrientes y una mayor inversión.

Los gastos corrientes se redujeron en 9,1 por ciento al pasar de 5 billones 124 mil millones de pesos a 4 billones 662 mil millones de pesos, como consecuencia de una reducción en los gastos de funcionamiento.

El pago de intereses se mantuvo como proporción del PIB en un 0,3 por ciento y significó 949 mil millones de pesos.

Con respecto a las transferencias el informe señala que en enero de 2007 se redujeron frente a las 2006 en 15,4 por ciento, al bajar de 3 billones de pesos a 2 billones 558 mil millones.

Esta disminución se explicó principalmente por el comportamiento de las pensiones y las transferencias. El gasto asociado a las pensiones disminuyó en 31 por ciento como resultado de una menor ejecución.

 

 

SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?