| 7/9/2010 12:00:00 PM

En Chile se perdieron 67.000 empleos por el terremoto, según la OIT

El informe de la OIT, que entre abril y mayo encuestó a más de 4.000 empresas, señala que aunque el 53,5% de los puestos de trabajo perdidos pertenecían a los hombres y el 46,5% a las mujeres, el 86% de los 22.000 empleos creados les fueron asignados a ellos.

Santiago de Chile.- Un total de 67.000 trabajadores perdieron su empleo debido al terremoto que azotó el centro-sur de Chile el pasado 27 de febrero, según el informe final de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al que tuvo acceso hoy Efe.

El documento, que mide el impacto de la catástrofe en el mercado laboral entre las regiones VI y IX, las más afectadas por el terremoto, estima que tras el temblor hubo una pérdida de 89.000 empleos y una generación posterior de 22.000 puestos de trabajo, lo que supone una pérdida neta de 67.000 empleos.

Asimismo, la mayor parte del empleo perdido se concentra en el comercio (26%), seguido por hoteles y restaurantes (15%), industria alimenticia (15%) y agricultura (11%).

Por su parte, los empleos creados se concentraron en el sector forestal (33%), construcción (22%) y comercio (15%), y corresponden en un 80% a las empresas con más de 20 trabajadores.

La baja en la actividad se aprecia además a través de la caída en la producción y las ventas. Mientras un 65% de las empresas vieron afectada su producción, un 84% vieron afectadas sus ventas.

El informe de la OIT señala que de las empresas que tienen sus operaciones afectadas (33% del total), la mitad considera que reanudarán sus operaciones en más de seis meses y un 10% que nunca lo hará.

Según las últimas cifras oficiales, el desempleo en Chile se situó en un 8,8 por ciento en el trimestre móvil marzo-mayo de este año, lo que supone una subida de dos décimas respecto al período anterior (febrero-abril).

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?