| 6/30/2006 12:00:00 AM

En alza el petróleo por temor a disminución de reservas

Los precios a término del crudo subieron el viernes por cuarto día consecutivo, en medio de preocupaciones por una disminución de las reservas de gasolina durante el fin de semana en América del Norte.

El martes se celebra el Día de la Independencia en Estados Unidos y generalmente se trata de un fin de semana en el que la población viaja mucho en automóvil.

El crudo dulce ligero para entrega en agosto avanzó 15 centavos a 73,67 dólares el barril en la contratación electrónica de la Bolsa Mercantil de Nueva York al mediodía europeo.

 

En Londres, el crudo Brent del Mar del Norte ascendió 16 centavos a 73,04 dólares el barril.

 

Los precios a futuro de la gasolina retrocedieron un centavo y medio a 2,280 dólares el galón (3,8 litros). El aceite para calefacción, en tanto, avanzó casi un centavo a 1,9955 dólar el galón, mientras que el precio a futuro del gas natural subió casi 4 centavos a 6,173 dólares por 1.000 pies cúbicos.

 

La demanda de gasolina en Estados Unidos sigue en alza a pesar de los elevados precios. Durante las últimas cuatro semanas, la demanda diaria ascendió un 0,9% con respecto a un año atrás, a 9,4 millones de barriles por día.

El promedio del precio de venta en las gasolineras de todo el país es de cerca de 2,87 dólares por galón.

 

Se estima que cerca de 40,7 millones de estadounidenses viajarán 80 kilómetros o más durante el fin de semana del Día de la Independencia, un aumento del 1,2% con respecto a los 40,2 millones del año pasado, de acuerdo con proyecciones del automóvil club estadounidense.  
Los temores de una escasez de suministros crecieron después que el gobierno estadounidense difundió un informe el miércoles mostrando que las reservas de gasolina disminuyeron la semana pasada por primera vez en más de dos meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?