| 6/10/2008 12:00:00 AM

En agosto la temporada de huracanes afectará el precio del petróleo. Podría superar los US$150.

GINEBRA - Los precios del petróleo probablemente superarán los 150 dólares el barril en los próximos meses cuando la temporada de huracanes de Estados Unidos afecte la producción costa afuera, dijo el martes el experto en materias primas Philippe Chalmin.

"Dada la naturaleza del mercado, las cosas permanecerán extraordinariamente tensas, al menos hasta la temporada de ciclones en agosto," afirmó Chalmin, director del anuario mundial de materias primas CyclOpe.

Si los ciclones no se materializan o son sólo débiles, el precio caería en septiembre por debajo de los 100 dólares antes de rebotar posteriormente en el año, dijo Chalmin, profesor de la Universidad de Paris-Dauphine, en una conferencia de prensa sobre la edición inglesa 2008 del anuario.

Los precios de los metales permanecerían altos en cualquier caso, agregó, dada la falta de capacidad nueva.

Chalmin destacó que lleva 15 años poner en marcha una mina. Para un yacimiento petrolífero eran 10 años y para una plantación de oleaginosas 5 ó 6 años.

Pero aún cuando estaban siendo descubiertos nuevos depósitos se estaban topando con objeciones de pueblos indígenas, mientras que en los países desarrollados la gente se oponía a los planes de nuevas refinerías por razones medioambientales o por la preocupación de los precios de las propiedades.

Las perspectivas de una buena cosecha en la temporada 2008/09 significaban que los precios de los granos y el arroz probablemente bajaran desde sus máximos recientes, indicó Chalmin.

Pero el mundo tendría que convivir con escasez de alimentos y altos precios, dada la necesidad de duplicar la actual producción de alimentos.

"El gran desafío del siglo XXI es la escasez de alimentos," sostuvo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?