| 8/6/2008 12:00:00 AM

En 28 años de comercio, los colombianos no hemos terminado de entender a China. ¿Dónde están las oportunidades?

Bogotá, Julio 2008.- El 2008 es el año de China, no sólo por la realización de los Juegos Olímpicos en Beijing, sino porque será la oportunidad para conocer más un mercado que hasta ahora ha sido desaprovechado por los empresarios colombianos.

Así lo consideró PROASIA COLOMBIA, que advirtió que las oportunidades para ingresar a este mercado se están dejando pasar y representará altos costos en materia de balanza comercial.

Para David Barriga, experto en comercio y directivo de PROASIA COLOMBIA, China ve en América Latina un gran proveedor de materias primas como soya, pescado, harina de pescado y carnes, ante lo cual se impone que Colombia reestructure su tradicional portafolio de bienes y servicios de exportación.

Si bien los empresarios de los sanandresitos llevan casi 30 años importando mercancía de China, para el experto este comercio no es representativo del potencial chino, ni en cantidad ni en calidad e incluso ha sido negativo, ya que la percepción en nuestro país es que todos los productos chinos son de mala calidad.

Lo cierto es que China es el país con mayor población del mundo, tiene un nivel tecnológico muy superior a Colombia y está creciendo a pasos agigantados, un nueve por ciento anual, frente al promedio mundial que está por debajo del tres por ciento, lo que hace que sea impensable no tener en cuenta al país asiático como socio económico.

"A pesar de que hace 28 años tenemos relaciones diplomáticas y que en los últimos 20 años comercialmente hemos tenido una dinámica de crecimiento anual de casi el 100%, todavía no hemos podido entender ni hemos generado un acercamiento real donde Colombia se vea particularmente beneficiada, falta una estrategia consensuada, consistente, y sobretodo, perseverante", aseguró. Mejorar la oferta exportadora, atraer la inversión china en infraestructura y la transferencia tecnológica, son los puntos más
importantes a considerar dentro de esta estrategia.

La balanza comercial entre China y Colombia se ha caracterizado por ser deficitaria. El déficit ha crecido a un tasa promedio anual de 31%, es decir, Colombia es un importador neto de China, nuestro país es exportador neto de 46 partidas arancelarias e importador de 942 partidas.

En el 2007, el comercio colombo-chino aumentó cerca del 90 por ciento, pero de esas transacciones US$2.261 millones corresponden a compras y solamente alrededor de US$1.095 millones a ventas, lo que supone un déficit para Colombia en la balanza comercial de US$1.166 millones. Por otro lado, el aumento de las exportaciones se debió no tanto a un aumento real en dichas exportaciones como a un alza en los precios internacionales del ferroníquel, principal producto que Colombia exporta a China. Colombia compra a la industria china productos como celulares, computadores, electrodomésticos, maquinaria industrial y, en general, tecnología de punta.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?