| 9/10/2013 10:21:00 AM

UE pide mayor liberalización del mercado en China

El Gobierno chino debe propiciar una mayor liberalización del mercado y mejorar el sistema regulador, entre otras medidas que posibiliten una profunda reestructuración económica que mantenga el crecimiento del país.

Así lo afirma la Cámara Europea de Comercio en su informe anual "Negocios Europeos en China 2013-2014", presentado hoy en Pekín.

Según la institución, China necesita embarcarse en una nueva ronda de reformas estructurales para garantizar que se mantiene el crecimiento y, aunque ya se han dado algunos pasos, es necesario "dar un mayor protagonismo a las fuerzas de mercado para garantizar que los recursos de China, que cada vez se limitan más, se dirigen a las áreas más productivas de la sociedad".

Para ello, el Gobierno debe replantearse su papel en el mundo empresarial y, en muchos casos, dar "un paso atrás", según explicó el presidente de la Cámara, Davide Cucino, en rueda de prensa.

Al tiempo que debe "fortalecer su propio papel como regulador, una reforma auténtica exige que se ceda el control político sobre el mundo empresarial".

"Es un proceso difícil e intimidatorio, pero las fuerzas de mercado sólo pueden fortalecerse si el Gobierno da un paso atrás desde su papel dominante actual".

La Cámara denuncia un trato discriminatorio en favor de las empresas nacionales, en especial aquellas de propiedad pública, el 90 de las cuales recibe subvenciones del Estado.

Este trato discriminatorio tiene lugar mediante "políticas industriales nacionalistas" y la imposición de condiciones, tales como la transferencia de tecnología, a la inversión extranjera en las áreas en las que los mercados están abiertos.

"Estas políticas están equivocadas en tanto que no incentivan a las compañías a procurar las cosas que China necesita de verdad ahora mismo, como una innovación que mejore la productividad o un uso más eficiente del capital y los recursos", explicó Cucino.

De las 86 empresas chinas que figuran en el ránking de las 500 principales compañías del mundo, reveló, tan sólo once pueden competir internacionalmente.

Permitir un mercado más abierto, agregó, será beneficioso tanto para las compañías extranjeras, que podrán competir en condiciones de igualdad, como para la propia economía china, que entre otras cosas podrá beneficiarse de productos de mejor calidad y a precios más reducidos.

Hasta el momento, las nuevas autoridades chinas han indicado que la reforma económica, para facilitar una mayor apertura, se encuentra entre sus prioridades, y se espera que en noviembre, en una decisiva reunión política, se anuncien una serie de medidas importantes.

Hasta el momento, de acuerdo a la Cámara, se han logrado algunos progresos, como medidas para liberalizar el sector de los seguros o la apertura del sector del gas de esquisto.

Otras reformas de mayor alcance, sin embargo, se vislumbran aún lejos de hacerse realidad, como la apertura del sector bancario al sector privado.

La Cámara, que agrupa a más de 1.700 empresas europeas en China, ve también con preocupación lo que teme puedan ser prácticas discriminatorias a la hora de investigar malas prácticas.

Entre las empresas extranjeras, indicó Cucino, existe la "percepción" de que "hay una desproporción entre cómo se cubre a las compañías extranjeras en este asunto" en comparación con el trato a las empresas chinas.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?