| 5/11/2007 12:00:00 AM

Empresarios critican inestabilidad política en Ecuador

En declaraciones a radio Visión, Peñaherrera, aseguró que "un país inestable, un país con crisis política permanente, no es un país apto para el desarrollo de los negocios", afirmó.

Quito.- El presidente de la Federación de Cámaras, Blasco Peñaherrera, criticó el viernes la inestabilidad política del país, mientras que un dirigente de los industriales dijo que la próxima asamblea constituyente que debe instalarse en el país genera incertidumbre a su sector.

"El canibalismo (político) es incomprensible y altamente negativo para solucionar o para comenzar a encontrar una solución a los problemas reales del Ecuador", expresó.

Ecuador no termina de superar una crisis política que se agudizó el 7 de marzo con la destitución de 57 diputados opositores, de los 100 que tiene el congreso unicameral, unida a la remoción de nueve vocales del Tribunal Constitucional por parte de una mayoría circunstancial del Congreso.

El presidente de la Cámara de Industriales de Guayaquil, Miguel Peña, dijo en canal 4 de televisión que "definitivamente una asamblea constituyente, en la forma que se viene, es una incertidumbre".

Añadió que los industriales tienen que tomar precauciones ante "cualquier sistema que está en proceso de cambio, que no se sabe hacia donde va a terminar".

Hacia finales de octubre debe instalarse una asamblea constituyente de plenos poderes para elaborar una nueva carta magna. La asamblea se decidió el 15 de abril a través de una consulta popular con el apoyo del 82% de los ciudadanos.

El presidente Rafael Correa, en el poder desde enero por cuatro años, ha defendido esta iniciativa aduciendo que permitirá lograr mejores condiciones de gobernabilidad en este país, que ha tenido ocho presidentes en la última década, tres de ellos destituidos tras revueltas populares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?