| 7/3/2010 7:00:00 AM

Empresarios colombianos ven cómo suben sus ingresos

Regus presenta los resultados de su estudio mundial en el que confirma la recesión con una recuperación que se concretará hacia finales de año.

La economía mundial sigue creciendo de forma constante, pero la recuperación no tomará forma hasta diciembre de 2010, según la última edición de la encuesta semestral BusinessTracker de Regus, el principal proveedor mundial de soluciones innovadoras de espacios de trabajo.

Para los 15.000 encuestados, las compañías que experimentan un aumento de ingresos y beneficios superan a las que han sufrido una disminución. Sin embargo, a la pregunta "¿Cuándo espera que la recuperación y el crecimiento económicos se instalen de forma definitiva y fiable en su país?", los encuestados retrasaron sus expectativas en cinco meses, de julio a diciembre, con respecto al estudio anterior. En Colombia, más concretamente, 25% de ellas tuvo un crecimiento neto, y el 42% espera que la plena recuperación se produzca en el segundo semestre de 2010.

Los principales resultados de esta encuesta mundial insisten en que la comunidad empresarial tiene que ser precavida en su optimismo. El estudio revela un crecimiento global en todo el mundo, con un 12% más de empresas que declara haber aumentado sus ingresos, y un 8% más que dice haber tenido un aumento de beneficios. No obstante, las empresas tendrán que aplicar a partir de ahora unas buenas estrategias de gestión y racionalización de costes, además de aumentar su flexibilidad operativa.

La encuesta también analizó los efectos del tamaño de las empresas colombianas en las expectativas y en los estímulos económicos. El 75% de las Pymes aumentó sus ingresos (frente al 42% global) y un 75% de todas las empresas mantuvo su nivel de ingresos (frente al 32% mundial). Cuando se les pregunta sobre las medidas más efectivas para contribuir a la recuperación, el 60% de empresas grandes (frente al 37% global) aboga por un mayor gasto del sector público en infraestructuras. El 37% de todas las empresas (frente al 21% global) insiste en el estímulo a la inversión interna.

De acuerdo con el estudio, las empresas que están en proceso de recuperación son particularmente vulnerables ya que tienen que arriesgarse a invertir nuevamente. En este momento particular es importante que los intereses de las compañías se resguarden de acuerdo a las diferencias y tamaño de infraestructuras del sector. Las pequeñas empresas tienen menos libertad de acción y necesitan focalizarse más en mantener su presencia en el mercado y generar nuevos negocios, los cuales no pueden lograrse si además tienen que reducir costos.

Mark Dixon, CEO de la empresa Regus, comenta a pesar de la diferencia entre las expectativas y la evolución real del crecimiento económico observada en esta última encuesta, hay que resaltar que la sensación de crecimiento sigue siendo positiva en todo el mundo. "A pesar de la reducción de sus exportaciones a Venezuela, Colombia espera crecer un 2% durante 2010, justificando en parte las expectativas de recuperación que tiene puestas en este año", dijo.


"No obstante, cabe hacer una importante advertencia; los comentaristas de todo el mundo apuntan a que las empresas tienen que sacar las debidas conclusiones de la crisis. Más concretamente, la reestructuración de los recursos humanos y de los lugares de trabajo tendría que ser algo continuo, al igual que las prácticas de trabajo flexible, gracias a las cuales durante la recesión se han obtenido efectos positivos, tanto para las empresas como para sus empleados. Los testimonios recogidos por Regus en sus centros de todo el mundo indican que el paso de los modos de propiedad inmobiliaria convencional a modos mejor adaptados a los sistemas de trabajo flexible sigue su curso, y que será fundamental en la recuperación".



 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?