| 11/28/2011 1:40:00 PM

Empresa condenada a compensar con 250.000 euros a familia víctima del amianto

Un tribunal belga condenó este lunes a la multinacional fabricante de materiales de construcción Eternit a pagar una indemnización de 250.000 euros a una familia de la que murieron cuatro personas como consecuencia de la exposición al amianto.

En el año 2000 una mujer decidió denunciar a la multinacional al conocer que sufría un cáncer de pleura, la misma enfermedad de la que había muerto su marido, quien era empleado de Eternit en su sede de Kapelle-op-den-Bos (norte de Bélgica), localidad en la que vivía la familia.

Tanto la mujer como dos hijos del matrimonio murieron a causa de esta enfermedad, que sólo padecen quienes han estado en contacto con el amianto (se registra un caso por cada millón entre personas que no han estado expuestas a esa sustancia).

El tribunal civil de Bruselas condenó en última instancia a la multinacional al hallarla culpable de haber utilizado amianto pese a conocer los riesgos que suponía para la salud, aunque la empresa había alegado que los peligros de este material "no estaban claramente determinados".

La corte tuvo en cuenta el "cinismo increíble con el que los conocimientos científicos (respecto a la peligrosidad del amianto) han sido desechados por afán de lucro".

El amianto fue utilizado durante décadas en la construcción (tejas, azulejos, cemento...), la industria automovilística (embragues, frenos, transmisión), en el sector textil e incluso en el alimentario debido a su versatilidad como aislante.

Estados Unidos prohibió el uso del amianto en 1989 y la Unión Europea diez años después tras constatar que la exposición a este material provoca cáncer de pleura, una enfermedad con una elevada mortalidad.



EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?