| 2/3/2010 1:15:00 PM

Empleo y sector servicios en EU dan señales de esperanza

Un informe separado reveló que la demanda de préstamos hipotecarios tocó un máximo de seis semanas la semana pasada, luego que los consumidores buscaran asegurar bajas tasas de interés antes de que suban más adelante en el año.

Nueva York.- El ritmo de eliminación de empleos en el sector privado de Estados Unidos se desaceleró en enero, cuando los empleadores reportaron el menor declive en sus nóminas en casi dos años, mientras que el amplio sector servicios registró un ligero crecimiento, mostraron datos el miércoles.

Un reporte de la firma ADP divulgado el miércoles mostró que el sector privado de Estados Unidos recortó 22.000 empleos en enero, por debajo de los 61.000 eliminados en diciembre y de la estimación de un recorte de 30.000 puestos de trabajo en ese mes. Originalmente, se había reportado que en diciembre fueron eliminados 84.000 puestos de trabajo. La cifra de enero es la menor reportada desde febrero del 2008, según el estudio que elabora ADP en conjunto con Macroeconomic Advisers LLC.

"La tendencia continúa siendo menos mala. Esto es consistente con el regreso del crecimiento en el mercado laboral en Estados Unidos", dijo Dave Sloan, economista de 4Cast Ltd en Nueva York. "Creo que la economía estadounidense es lo suficientemente fuerte como para crear empleo".

Las acciones en Wall Street se mantuvieron estables después del dato mientras que los precios de los bonos del Gobierno cayeron ligeramente ante la idea de que la salud de la economía estadounidense es cada vez mejor. Por otra parte, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés) dijo que su índice sobre el comportamiento del sector servicios subió a 50,5 el mes pasado desde una lectura de 49,8 en diciembre. El dato se ubica por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una lectura de 51,0.

No obstante, el crecimiento del empleo en el sector de servicios, que representa la mayor parte de los puestos laborales del país, se mantuvo en negativo, lo que sugiere una lenta recuperación. "El componente de empleo (en el índice ISM) subió, pero aún muestra una contracción. No estamos en el punto en el que se estén creando empleos en el sector de servicios", dijo Gary Thayer, estratega jefe de Wells Fargo Advisors en St. Louis.

Sube demanda
La Asociación de Banqueros Hipotecarios dijo el miércoles que su indicador de solicitudes de hipotecas trepó en un 21 por ciento la semana pasada para anotar un máximo de seis semanas, debido a que los consumidores buscan asegurarse de una baja tasa de interés antes de que suba más adelante en el año.

La tasa hipotecaria a 30 años cayó un 0,1 punto porcentual a 5,01 por ciento, aunque se ubicó 0,40 puntos por sobre su mínimo récord anotado en marzo. En materia de empleos, el presidente de Marcroeconomic Advisers, Joel Prakken, dijo el miércoles que el informe de ADP para febrero, que se publicará el próximo mes, podría mostrar creación de empleos en el país.

"El clima ya ha mejorado notablemente", afirmó. "De hecho yo espero que cuando nos reunamos el próximo mes para discutir el informe (ADP) para febrero, estaremos hablando de un número general positivo".

El dato de ADP se conoce dos días antes de que el Gobierno publique un informe más amplio sobre las nóminas no agrícolas del país, que se espera muestre la creación de 5.000 empleos en la economía en enero después de haber eliminado 85.000 en diciembre.

Según este informe, Estados Unidos perdió empleos durante todos los meses del 2008 y en 11 meses del 2009. Sin embargo, un reporte de la consultora Challenger, Gray & Christmas, Inc, mostró que los despidos planeados por las compañías estadounidenses crecieron a un máximo de cinco meses en enero, con una concentración de recortes en el sector minorista.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?