| 5/28/2009 12:00:00 AM

Empleo por crisis mundial empeora: OIT

(GINEBRA) El número de personas desempleadas en el mundo podría aumentar a entre 210 y 239 millones este año, ya que el panorama económico continúa empeorando, dijo el jueves la Organización Internacional del Trabajo (OIT).


Con 45 millones de nuevos trabajadores que ingresan en el mercado laboral cada año, el 2009 marcará el peor desempeño global en la historia en términos de creación de empleo, dijo la agencia de Naciones Unidas.


El desempleo global subió a 189 millones en el 2008 desde 180 millones en el 2007, según cifras de la OIT.


El pronóstico representa una tasa de desempleo global de 6,5-7,4 %, indicó en una actualización de informe Tendencias Globales del Empleo, y se compara con una proyección de 6,3-7,1 % en la pasada estimación en marzo y con una tasa de 5,9 % en el 2008.


Dependiendo de diferentes escenarios, eso significaría que entre 39 y 59 millones de personas más quedarán sin trabajo que en el 2007, antes de que la crisis comenzara, dijo la OIT. Un escenario más favorable que proyecta un incremento de sólo 29 millones de personas ahora parece improbable, indicó.


"Estamos viendo un incremento sin precedentes en el desempleo y el número de trabajadores en riesgo de caer en la pobreza alrededor del mundo este año", dijo el director general de la OIT, Juan Somavía, en un comunicado. "Esto es causa de grave preocupación", agregó.


La estimación más reciente está basada en la contracción del 1,3 % de la economía mundial que prevé el Fondo Monetario Internacional para este año.


Somavía señaló que algunos países han aplicado paquetes de estímulo para mitigar el impacto de la crisis, mientras que muchos expertos pronostican una recuperación en el 2010.


Sin embargo, dijo en una conferencia de prensa que era importante para las políticas gubernamentales asegurar que el rezago entre la creación de empleos y el retorno al crecimiento no sea demasiado amplio.


"Basado en la experiencia de crisis previas, sabemos que el desempleo retorna a los niveles previos a la crisis a un ritmo lento y desigual, y en promedio puede tomar 4 a 5 años después de que la recuperación económica comience", expresó.


El pronóstico fue divulgado en antelación a la conferencia internacional de trabajo de la OIT que será celebrada entre el 3 y el 19 de junio, en la que representantes de Gobiernos, empleadores y trabajadores examinarán las tendencias laborales.


Entre los que asistirán este año están los presidentes brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y francés, Nicolas Sarkozy.


Somavía dijo que la conferencia consideraría un "pacto de empleos global" que coloque la creación de empleos y la protección social en el corazón de las políticas de recuperación.


La productividad, un determinante a largo plazo de los estándares de vida, está también sufriendo en la crisis, con un pronóstico de la producción por trabajador en declive este año en 1,3-2,3 % a nivel global.


El crecimiento negativo está proyectado en todos los escenarios en todas las regiones, excepto el este de Asia, el sur Asia, Oriente Medio y el norte de Africa.


Las economías desarrolladas, incluida la Unión Europea, podrían sufrir un 35-40 % del incremento mundial total en el desempleo este año, pese a contar con menos del 16 % de la fuerza laboral global, dijo la OIT.


El este de Europa, excluyendo los miembros de la UE, y la ex Unión Soviética, experimentaron las mayores revisiones a la baja del crecimiento económico y podrían ver un incremento del 35 % en el desempleo este año.


Los incrementos en el desempleo serán menos marcados en el este y el sur de Asia, donde muchas personas, sin embargo, están en riesgo de un "desempleo vulnerable": trabajando en empleos con pagos bajos, indicó.

 

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?