| 12/3/2009 4:40:00 PM

Empleados de Coltabaco asesorarán el proceso de formación de la población vulnerable

Jóvenes de poblaciones vulnerables como son los desplazados por la violencia, las minorías étnicas, los desmovilizados de grupos armados ilegales y las comunidades receptoras recibirán acompañamiento en sus estudios superiores por empleados de Coltabaco.

Desde hoy empleados de la multinacional Coltabaco acompañar el proceso académico de personas víctimas de la violencia y población desmovilizada que están realizando sus estudios superiores.

Se trata del proyecto “Voluntariado Corporativo para el Fondo de Educación para la Paz – Edupaz” que se lanzó este miércoles 2 de diciembre, en el salón Colombia 2 y 3 del Hotel Bogotá Royal, a las 10:30 de la mañana, en una ceremonia que contó con la presencia del Alto Comisionado para la Paz y la Reintegración, Frank Pearl, y el Presidente de la Junta Directiva de Coltabaco, Juan Manuel Ruíz.

Los mismos colombianos que están siendo beneficiados por el Fondo de Educación para la Paz - Edupaz, serán quienes reciban este acompañamiento de los donantes de tiempo para reforzar sus estudios.

Edupaz es un proyecto de Coltabaco junto con la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Agencia para la Cooperación Social del Gobierno de los Estados Unidos (Usaid) y Lumni Inc.

La iniciativa está permitiendo que jóvenes de poblaciones vulnerables como desplazados por la violencia, minorías étnicas, desmovilizados de grupos armados ilegales y comunidades receptoras puedan acceder a carreras técnicas, tecnológicas o universitarias a través de una financiación flexible que cubre el total de los gastos de matrícula.

“Para nosotros recibir una ayuda de un donante de tiempo que nos asesore en el estudio es más que un apoyo para hacer tareas, es sentirnos reconocidos como seres humanos, es señal que ya no nos miran como individuos ajenos, aislados, sino como individuos con capacidades”, señala Leonardo un desmovilizado en proceso de reintegración.

El Banco de Tiempo Coltabaco funcionará como un apadrinamiento, donde el donante acompañará al beneficiario en su estudio superior con una reunión mensual, pero también con un seguimiento permanente con el objetivo de garantizar una motivación del estudiante para continuar sus estudios y un excelente rendimiento académico.

“El estudio, tanto para las víctimas de la violencia como para quienes abandonaron los grupos armados ilegales es la oportunidad de tener un nuevo mundo de oportunidades, es sentirse dentro de una sociedad que los respeta y que cree en ellos, como constructores de un mejor país”, afirmó Frank Pearl, Alto Comisionado para la Paz y la Reintegración

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?