| 2/7/2008 12:00:00 AM

Empeoran las cuentas fiscales consolidadas colombianas

Al final de septiembre el sector público consolidado, esto es, el gobierno central, las entidades descentralizadas y otras entidades financieras estatales, registró un superávit fiscal de $875.000 millones, una cifra equivalente a 0,2% del PIB. Así lo informó el Ministerio de Hacienda.

Este es un resultado muestra un retroceso frente al superávit de 0,3% del PIB que se presentó en septiembre de 2006. Esto se explica por un debilitamiento del sector descentralizado. “Los factores que más contribuyeron al deterioro fueron el menor balance de los gobiernos regionales y locales en 0,5% del PIB y la mayor inversión de Ecopetrol en 0,2% del PIB”, señala un comunicado del Ministerio.

Ese despacho destaca lo que llama “el favorable resultado fiscal registrado por el Gobierno Central durante el periodo enero-septiembre de 2007 frente al mismo lapso en 2006”. El déficit se redujo en cerca de 26% en términos nominales (0,9% en relación con el PIB), al pasar de $8,2 billones (2,6% del PIB) a $6,1 billones (1,7% del PIB). Esto es el reflejo de un crecimiento de los ingresos de 17% respecto al mismo período del 2006, mientras los gastos lo hicieron a una tasa de 10,2%, inferior a la del crecimiento de la economía.

A pesar de esto, el déficit del gobierno nacional central sigue siendo, junto con el déficit comercial, la mayor preocupación de los analistas macroeconómicos, porque le introduce una gran vulnerabilidad a las cifras del país, que podría aflorar con gran fuerza al momento de una crisis mundial generalizada.

En la época de bonanza que aún vive el mundo en desarrollo, los países consiguieron hacer superávit fiscales importantes. Ese es el caso de América Latina, con la notable excepción de Colombia.

El superávit del sector público consolidado, se obtuvo por un saldo en negro de 0,3% del PIB en las cuentas del Sector Público No Financiero, que a su vez provienen de un superávit del Banco de la República por $1.178 mm (0,3% del PIB), del Fogafín por $391 mm (0,1% del PIB) y de costos de la reestructuración financiera por $968 mm (0,3% del PIB).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?