| 10/18/2006 12:00:00 AM

Emiten bono Venezuela-Argentina en noviembre

Desde hace meses los gobiernos de Argentina y Venezuela trabajan en una emisión del título binacional. El volumen de títulos en el mercado podría incrementarse dependiendo de su aceptación, pero en un principio será emitido como "mínimo 1.000 millones de dólares", acotó.

Caracas.- Venezuela y Argentina emitirán un bono de deuda binacional en dólares a los inversionistas venezolanos en los primeros 15 días de noviembre, anunció el martes el ministro de Finanzas Nelson Merentes.

Indicó que detalles técnicos de la emisión aún están siendo definidos por ambos gobiernos.

Inversionistas locales, que tienen problemas obtener moneda extranjera debido al férreo control de cambios, tendrían la posibilidad de comprar con moneda nacional los bonos valuados en dólares y luego venderlos en el extranjero por dólares.

Merentes ha dicho que el "bono del sur" tendrá un "riesgo ponderado" que estará "sobre la curva de riesgo" de Argentina y Venezuela, y estará avalado por ambos gobiernos.

Las autoridades venezolanas han dicho también que el nuevo instrumento se ajustará a la legislación internacional, lo que permitirá una "transacción muy ágil" del bono en cualquier mercado del mundo. Venezuela ha comprado 3.100 millones de dólares de bonos de deuda de Argentina, de los cuales ha vendido en el mercado local cerca del 76% de los papeles, informó el ministro a mediados de año.

El gobierno venezolano comenzó el año pasado la adquisición de los títulos argentinos como parte de una iniciativa promovida por el presidente Hugo Chávez para estrechar las relaciones con Argentina.

Durante el 2005 Venezuela adquirió 1.600 millones de dólares en títulos del país suramericano. Venezuela también compró a finales del 2005 bonos de la deuda pública ecuatoriana por 25 millones de dólares.
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?