| 5/23/2008 12:00:00 AM

Eliminar los parafiscales, una de las claves para mejorar la empleabilidad

Conclusión de segunda sesión del Foro Piensa Colombia, que tocó el tema de desarrollo económico. El Foro es organizado por la presidenta del Senado, Nancy Patricia Gutiérrez.

Bogotá D.C., 22 de mayo del 2008. “Colombia no es un país pobre, sino que ha sido un país pobremente administrado”, así lo explicó la senadora Marta Lucía Ramírez, en su intervención en el foro Piensa Colombia ‘Desarrollo Económico’, en el que enfatizó que varias administraciones han sacrificado desarrollo a largo plazo por el gasto de algunos pocos.

Según un estudio realizado por el Grupo de Estudios sobre Desarrollo Económico de la Universidad de los Andes y dado a conocer por uno de los ponentes invitados, el profesor Oskar Nupia Martínez, los costos salariales tienen efectos importantes sobre los aumentos en la tasa de desempleo y en la informalidad. Por ello, concluye, es importante reducir esos costos laborales no salariales, dentro de los que se encuentra la parafiscalidad, pues no es claro que estos impuestos que muchas veces ni siquiera están dirigidos a los trabajadores sean pagados por la nómina.

“Hay que buscar recursos independientes para financiar programas como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y Sena. Y que las cajas de compensación buscaran recursos para financiarse y eliminar los impuestos a la nómina”, indicó.

La senadora Ramírez afirmó que la propuesta del profesor Nupia de eliminar los parafiscales es una iniciativa que se ha venido discutiendo hace varios meses entre varios economistas y con instituciones de investigación como Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo) y Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), pues Colombia tiene la necesidad de eliminar la carga parafiscal, porque ésta está ahogando la posibilidad de crear nuevos empleos en Colombia.

“Y es que esa contribución de las empresas al Bienestar Familiar, a las Cajas de Compensación y al Sena significa que las empresas no crean nuevos empleos porque implica una recarga del 40% en el valor de la nómina, y es tomado como un impuesto a la nómina que desestímula la generación de nuevos empleos”, indicó la senadora.

Y agregó, debemos lograr que el Sena, el Bienestar Familiar y las cajas de compensación sigan funcionando, pero con recursos que se les aporten directamente vía presupuesto nacional.
De hecho, agregó. “Yo presenté un proyecto de Ley ‘primer empleo para los jóvenes’ en donde proponemos que se reduzca esa carga parafiscal para que las empresas pequeñas y medianas puedan contratar más fácilmente a los jóvenes recién egresados de las universidades. Sin embargo, hemos encontrado el rechazo rotundo de las cajas de compensación como si la prioridad fueran los ingresos de ellas en lugar de generar empleos”.

“En el tema de parafiscales los empresarios han estado totalmente de acuerdo porque con menos carga parafiscal podrían generar más empleos, pero lamentablemente vemos que todavía el gasto público depende demasiado de esa carga parafiscal”, puntualizó la senadora.

Otras conclusiones
Del estudio realizado por el Grupo de Estudios sobre Desarrollo Económico de la Universidad de los Andes fueron arrojadas otras conclusiones como la de reformar el salario mínimo, pues Colombia al contar con un salario mínimo que indexa los crecimientos de los diferentes salarios en el país crea inflexibilidades en los precios en los mercados. Por ello, proponemos que existan salarios mínimos diferenciados por regiones con el fin de dar un poco de flexibilidad a los precios y que los ajustes se hagan vía precios y no vía cantidades.

Otra conclusión es el Sena debe ser reformado y que para hacerlo se deberían tener en cuenta dos puntos claves. El primero, la focalización, ya que ésta debe estar dirigida a personas de bajos recursos, pues hoy en día se están educando en el Sena personas con altos recursos económicos. Y, lo segundo es que debe ser flexible en los cursos de capacitación que ofrece, pues debe adecuarse rápidamente a la demanda y necesidades del mercado laboral.

Finalmente, afirmó el profesor Nupia “la palabra clave a la hora de concluir es estudio se resume en una sola palabra, focalización. Pues con buenos instrumentos como, por ejemplo el Sisbén que esté mejor rediseñado se pueden hacer todas las políticas públicas de inversión social y eso ayudará todas las inequidades que se han encontrado en temas como educación y salud. Además, de ayudar a resolver los problemas de pobreza y desigualdad”.

 
(Sala de presan  Senado de la República)


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?