| 12/19/2007 12:00:00 AM

Eligen a 3 empresas europeas para venderles 6 plantas de Airbus

Airbus insistió en que su decisión no tiene nada que ver con la política, incluyendo la oposición sindical en Francia y Alemania al plan de reestructuración.

París_  EADS, la casa matriz de Airbus, eligió el miércoles a tres compañías europeas para que adquieran todas o parte de seis fábricas como parte de una remodelación que busca impulsar a la empresa aeronáutica.

La sorpresiva decisión de mantener dichas instalaciones en manos europeas fue un golpe para la estadounidense Spirit AeroSystems Inc., la favorita para adquirir las seis.

Algunas de las plantas fabricarán partes para el A350 XWB, un avión de mediano alcance con el que Airbus espera rivalizar con el popular 787 Dreamliner de la Boeing Co.

Airbus insistió en que su decisión no tiene nada que ver con la política, incluyendo la oposición sindical en Francia y Alemania al plan de reestructuración.

"Los tres socios tenían mejores ofertas en lo comercial y lo técnico, y fueron más agresivos que Spirit en la última ronda de negociaciones", afirmó Stefan Schaffrath, portavoz de Airbus. "La política no influyó".

Dijo que Louis Gallois, director general de EADS, y Thomas Enders, director general de Airbus, estuvieron de acuerdo en las selecciones con la junta directiva de EADS, que se reunió el miércoles en Amsterdam y eligió las ofertas de Latecoere SA de Francia, la alemana MT Aerospace AG y la británica GKN PLC.

En un comunicado, EADS dijo que espera hacer "progresos sustanciales" en torno a los acuerdos en el primer trimestre del 2008.

El principal sindicato francés en Airbus, Force Ouvriere, protestó la decisión, y afirmó en un comunicado que "sigue opuesto a la venta de los sitios, y considera que la solución presenta un riesgo para el futuro de la industria aeronáutica europea".

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?