| 10/1/2008 12:00:00 AM

El UBS recortará 1.900 empleos más.

ZURICH/NUEVA YORK - El banco suizo UBS, que ha enfrentado gigantescas pérdidas por la crisis crediticia global, planea eliminar 1.900 empleos más en sus unidades de banca de inversión, acciones y renta fija, dijo el miércoles una persona cercana a la situación.

Los recortes representan cerca de un 10 por ciento de la plantilla del área de banca de inversión a nivel mundial.

UBS ya ha despedido a alrededor de 7.000 personas desde el 2007, principalmente de hipotecas y otros negocios de deuda que han generado pérdidas desastrosas y minado la confianza del mercado en el banco.

UBS, que realizará el jueves una junta extraordinaria de accionistas para elegir a cuatro nuevos miembros del directorio, declinó de comentar sobre posibles recortes de empleos.

Más de 80.000 puestos de trabajo se han perdido en la industria bancaria durante los últimos 18 meses, incluidos 1.100 anunciados la semana pasada por HSBC Holdings Plc.

UBS también podría detallar probables nuevas amortizaciones antes de la junta de accionistas, dijeron analistas, pero intentaría presentarlas como un punto de quiebre, ya que las nuevas pérdidas serían menores que las de trimestres anteriores.

El banco ha amortizado más de 42.000 millones de dólares desde el comienzo del 2007, más que ningún otro banco en Europa, debido a una inmensa exposición a hipotecas de alto riesgo de Estados Unidos y a activos tóxicos.

En promedio, analistas prevén nuevas amortizaciones del grupo cercanas a los 3.000 millones de francos suizos (2.690 millones de dólares) para el segundo trimestre, algo que UBS podría absorber dada la actual fortaleza de su base de capital.

Las acciones de UBS subieron un 6,7 por ciento, a 19,70 francos suizos.

JP Morgan sostuvo el miércoles que espera que UBS incurra en amortizaciones antes de impuestos por 2.700 millones de euros (3.810 millones de dólares) durante el segundo trimestre, menos que los pronosticados para sus pares Lloyds TSB, Deutsche Bank y Barclays.

El nuevo presidente de UBS, Peter Kurer, ha prometido un mejor gobierno y menos bonos.

También se espera que Kurer se presente a los accionistas con planes, ya anunciados en agosto, para achicar la complicada banca de inversión de UBS y separarla de su preciada y saludable división de administración de riqueza.

Analistas dijeron que quieren que UBS actualice a los inversionistas sobre si ha sido capaz de detener la hemorragia de fondos de clientes de sus unidades de banca privada y administración de activos.

Un número significativo de sus clientes se ha llevado sus fondos al rival local Credit Suisse y a otros bancos menores de Suiza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?