| 10/9/2006 12:00:00 AM

El Sisbén tendrá una nueva cara

Existe un grupo prioritario de ciudadanos para el otorgamiento de subsidios compuesto, básicamente, por población desplazada, reinsertados y desmovilizados de los grupos armados, indígenas, niños abandonados y madres comunitarias.

Bogotá.- La directora de Planeación Nacional, Carolina Rentería, anunció hoy un plan de choque con el fin de optimizar el proceso de focalización de los potenciales beneficiarios de los subsidios que otorga el Estado a las familias más pobres del país, que previamente han sido encuestadas y clasificadas en el Sisbén.

En tal sentido, el DNP reforzará las acciones que viene adelantando para corregir algunos problemas de la base actual, como limitaciones de información en la encuesta, presencia de duplicados, cambio de variables en los registros y vacíos de identificación.

Para tal fin, desde el año pasado se adelanta su actualización mediante acciones como la evaluación del estándar de vida de la población encuestada; construcción y estimación del nuevo índice Sisbén; implementación y tratamiento de la información; y, evaluación de cobertura. Gracias a los controles de calidad que adelanta Planeación Nacional a las bases municipales del Sisbén, el país cuenta hoy con una base nacional consolidada y depurada, disponible para todas las entidades que ejecutan programas sociales del Estado, encargadas de asignar los subsidios.

A 31 de marzo de 2006, la base nacional registraba 7'663.000 hogares sisbenizados (31'351.000 personas).

De ese total, en el nivel 1 se clasificaron 3'508.000 hogares (15'395.000 personas) y en el nivel 2 a 2'769.000 hogares (10'942.000 personas). Estos dos grupos reúnen el mayor potencial de beneficiarios de los subsidios que otorga el gobierno a los colombianos más pobres.

Dicho consolidado es el resultado de la implantación y actualización de la nueva encuesta, iniciada en 2003, gracias al concurso de los alcaldes y gobernadores de todo el país. La única población que no tomó parte en el proceso fue Puerto Nariño (Amazonas) debido a que sus habitantes son de mayoría indígena.

Esta situación contrasta con las dificultades del viejo Sisbén, ya que durante 8 años de vigencia del sistema, solamente 829 municipios suministraron la base respectiva y muchas de ellas con un notorio subregistro o truncadas; de un total de 33,4 millones de personas se presentaba un alto número de duplicadas; y, su administración y uso estaba en manos de las autoridades locales, sin que existiera una base consolidada nacional.

Una vez concluya el proceso de implantación del nuevo Sisbén, los municipios tienen la obligación de actualizar y reportar sus bases en las fechas establecidas por el DNP.

Adicionalmente, Planeación Nacional viene trabajando en el desarrollo de una plataforma informática que facilite y permita a los usuarios la consulta en tiempo real.

Problemas detectados
Una vez implementado el nuevo Sisbén se encontraron problemas relacionados, entre otros, con registros sin documento de identidad; limitaciones en la información susceptible de validar con otras fuentes de información como la DIAN, la Registraduría y el Ministerio de Protección Social; registros duplicados por cambio de residencia o doble inscripción; cambios en las variables de los registros que afectan el puntaje de los potenciales beneficiarios de los programas sociales.

Plan de mejoramiento
Para prevenir dichas anomalías y mejorar la información de las familias incluidas en la base Sisbén, se adelantará con la Registraduría la validación de los registros dudosos en el consolidado a marzo de 2006, ya que alrededor de 1,3 millones de adultos no presentaron su cédula de ciudadanía o lo hicieron con un documento diferente y, en menores de edad, 1,7 millones no contaban con identificación al momento de la encuesta.

Este plan de depuración prevé una estrategia con departamentos y municipios, que incluye el suministro de una guía de procedimientos para su corrección y actualización de los documentos de identidad, a través de campañas de difusión a nivel local. Para la validación de los datos registrados en la encuesta Sisbén, se adelantarán cruces de de información con la DIAN (Registro Único de Aportantes) y con el Ministerio de Protección Social (Registro Único de Afiliados). Este último recoge la información del régimen contributivo en salud.

También se continuará el proceso detección de duplicados, que se da básicamente porque las personas o los hogares inscritos en el Sisbén no informan a los administradores del Sisbén sobre su cambio de domicilio. Dentro de las acciones para darle mayor transparencia al uso y administración del Sisbén, está el trabajo que se viene desarrollando con la Oficina del Zar Anticorrupción sobre posibles casos de manipulación de las bases municipales.

Entre las tareas pendientes, dentro del Plan Nacional de Desarrollo se incluirá la actualización e implementación del un nuevo índice Sisbén. Con la rama judicial se ha previsto dentro de la Cátedra Rodrigo Lara Bonilla, una capacitación para que los jueces conozcan los procesos relacionados con el nuevo Sisbén.

Para el otorgamiento de los subsidios del Estado, además de las personas clasificadas en niveles 1 y 2 del Sisbén, existen unos grupos de población prioritarios: desplazados, reinsertados y desmovilizados, indígenas, niños abandonados y madres comunitarias.
 
 
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?