| 12/15/2010 10:00:00 AM

El Senado votará plan de exención fiscal de Obama

El Senado se dispone a aprobar un plan fiscal que evitará a los contribuyentes estadounidenses de todas las escalas un sustancial aumento de sus impuestos a partir del primero de enero.

Washington.- El plan pasará luego a la Cámara de Representantes, donde el ala más izquierdista del Partido Demócrata se opone tenazmente a extender las exenciones a los más acaudalados según el plan que el presidente Barack Obama negoció con los senadores republicanos. Los congresistas demócratas consideran posibles cambios, quizá con escalas de contribución mayores a las negociadas por Obama. Empero, incluso sus detractores creen que el plan será aprobado.

"Se impone la realidad política", dijo el representante demócrata Bill Pascrell. "Podemos patalear todo lo que queramos por los impuestos sucesorios para los más acaudalados, pero no creo que cambio cosa alguna porque el Senado no lo cambiará".

La representante demócrata Louise Slaughter, presidenta de la Comisión de Normas de la Cámara, dijo que los representantes podrían votar el plan el miércoles o jueves.

El Senado votará el proyecto el miércoles por la mañana, donde seguramente será aprobado con amplio margen bipartidista tras la votación de procedimiento del lunes pasó por 83-15 votos.

"Creo que el Senado aprobará esta medida asegurando que los impuestos de persona alguna aumenta de forma significativa, y espero que nuestros amigos en la Cámara comprendan que la mejor forma de avanzar es — simplemente aprobar el proyecto, enviarlo al presidente que lo respalda", dijo McConnell.

Además, el senador advirtió a los demócratas en la Cámara que cualquier cambio podría dar al traste con la totalidad del proyecto.

"Este acuerdo no es susceptible de renegociación", advirtió McConnell.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?