| 4/4/2012 11:00:00 AM

El secretario del Tesoro de EE.UU. ve "razones para el optimismo"

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo hoy que a pesar del ritmo moderado de la recuperación económica, él ve "muchas razones para ser optimista" respecto al futuro.

Geithner, en un discurso ante el Club Económico de Chicago, añadió que la mayor economía del mundo, que entró en recesión en diciembre de 2007 y salió de ella en julio de 2009, "está haciendo muchos progresos" para aliviar la carga de la deuda.

El endeudamiento de los hogares respecto a los ingresos ha bajado 17 puntos porcentuales desde el comienzo de la recesión, según el funcionario. También ha disminuido "sustancialmente" la carga de deuda del sector financiero y se expande el crédito. El principal problema que encara la economía de Estados Unidos, añadió Geithner, no es la salud del sector empresarial, sino "las barreras a las oportunidades económicas y la seguridad económica de muchos estadounidenses y los obstáculos políticos en la senda a un mejor desempeño económico".

En un año electoral, en el cual todos los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Republicano denuncian al gobierno del presidente Barack Obama por su intervencionismo en la economía, Geithner dijo que "los desafíos que encara la economía sólo puede encararlos el gobierno". El gobierno debe invertir en educación, en la construcción de autopistas y la infraestructura, y en sustentar el crecimiento del empleo, agregó.

"Una estrategia para el crecimiento de la economía estadounidense requiere más que las promesas de cortar los impuestos y el gasto", dijo Geithner. "Debemos estar dispuestos a hacer algo, no sólo a cortar algo", indicó.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?