| 8/20/2008 12:00:00 AM

El Salvador: Captación remesas crece casi 6% hasta julio

San Salvador.- Los salvadoreños que residen en el exterior enviaron 2.270,6 millones de dólares durante los primeros siete meses del año a sus familias radicadas en el país, cifra con la cual se marcó un nuevo récord de captación en ese rubro, informó el Banco Central de Reserva.

La cifra superó en 127,5 millones de dólares las remesas recaudadas entre enero y julio del 2007, según un comunicado emitido el miércoles.

Los envíos de dinero de julio fueron 332,1 millones de dólares, 7,5 millones más que el mismo mes del 2007.

En los primeros siete meses de este año, el promedio mensual se ubicó en 324,4 millones de dólares, mientras que el promedio mensual durante el mismo período del año pasado fue de 306,1 millones.

El Banco detalló que el 79,5% del total de las remesas fue liquidado por bancos locales. El resto fue pagado por entidades financieras no bancarias, empresas internacionales con oficinas propias en El Salvador, casas de cambios y otros.

Destacó que, "la remesas mantienen un ritmo positivo a pesar del contexto internacional imperante".

En el 2007, la captación por remesas también registró un récord anual con 3.695,3 millones de dólares, superando en 224,4 millones la cifra del 2006.

Las remesas representan un pilar fundamental en la economía de este país.

Se estima que unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos y de estos 240.000 están amparados por el programa de protección temporal migratorio, conocido por sus siglas en inglés como TPS, que les permite trabajar en Estados Unidos.

El beneficio fue aprobado por el presidente estadounidense George W. Bush tras los terremotos que afectaron a El Salvador en enero y febrero del 2001. Fue extendido el año pasado hasta marzo del 2009.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?