| 11/29/2011 10:10:00 AM

El Reino Unido rebaja su previsión de crecimiento en 2011 al 0,9 %

El Reino Unido rebajó hoy al 0,9 % su previsión de crecimiento para este año, frente al 1,7 % pronosticado en marzo, y calculó que en 2012 crecerá un 0,7 %, si bien rechazó caer en recesión.

El ministro de Economía, George Osborne, presentó hoy ante la Cámara de los Comunes la cifra de posible crecimiento en 2012, 0,7%, elaborada por la Oficina de responsabilidad presupuestaria, auspiciada por el Gobierno para supervisar las finanzas públicas.

En la llamada Declaración de otoño sobre la economía, Osborne justificó la rebaja de las previsiones por los efectos de la crisis en la eurozona y dijo que su Gobierno hará "todo lo que haga falta" para proteger al Reino Unido de "la tormenta de la deuda".

Según los datos divulgados hoy, la economía británica repuntará en 2013 con un crecimiento del 2,1 %, que ascenderá al 2,7 % en 2014 y culminará en un 3 % entre 2015 y 2016.

Pese a que, a diferencia de lo augurado ayer por la OCDE, la Oficina no pronosticó una segunda recesión en el Reino Unido, como la vivida en 2008, el ministro reconoció que esta sería "difícil de evitar" si la economía se contrae en el resto de los países europeos.

Por ese motivo, Osborne dijo que el Ejecutivo prepara "planes de contingencia" para afrontar todos los posibles resultados de la crisis en la zona euro.

"La mayor parte de Europa parece estarse encaminando a una recesión debido a una falta de confianza crónica en la capacidad de esos países de gestionar su deuda", declaró el "canciller del Exchequer" ante los diputados.

"Haremos todo lo que haga falta para proteger al Reino Unido de la tormenta de deuda, mientras hacemos todo lo posible para poner los fundamentos del crecimiento futuro", añadió.

Por otra parte, Osborne reconoció que el déficit presupuestario del país no está bajando "tan rápido como sería de desear" a pesar de los masivos recortes aplicados, lo que atribuyó nuevamente a los efectos de la crisis de deuda soberana en Europa.

El Gobierno de coalición conservador-liberaldemócrata se comprometió a reducir el déficit estructural del Reino Unido en un periodo de cinco años, para 2014-15, pero ahora se espera que esa fecha se posponga a 2016.

En su intervención de hoy, Osborne también da detalles sobre sus propuestas para enjugar el déficit y estimular la economía.

Entre ellas, se prevé un aumento del salario del sector público del 1 % durante los próximos dos años, tras un periodo de congelación, al tiempo que se limitarán los incrementos de las tarifas del transporte y del impuesto sobre el combustible.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?