| 7/26/2010 11:20:00 AM

El principal accionista luso de PT a favor de una solución rápida para Vivo

El principal accionista nacional de Portugal Telecom (PT), el Banco Espírito Santo (BES), se mostró hoy a favor de encontrar una solución "rápida" para la venta de la brasileña Vivo a Telefónica que evite los tribunales.

Lisboa.- El presidente del BES, Ricardo Salgado, recordó en declaraciones a los periodistas que "el Estado tiene la llave de la cuestión", en alusión a la acción de oro en Portugal Telecom con la que el Gobierno luso impidió el pasado día 30 de junio que PT vendiera a Telefónica su 30% de Vivo.

Salgado considera que "PT debe invertir en Brasil" y su institución está dispuesta a apoyar esa inversión, que puede ser en la operadora Oi o en otra, señaló.

Pero la solución a la venta de Vivo "debe producirse rápidamente; es muy malo ir a los tribunales", agregó Salgado, para quien un pleito por causa de Vivo es perjudicial para todos, "principalmente para los accionistas de PT y de Telefónica".

El directivo del BES destacó el "grandísimo potencial" que la brasileña Oi puede significar para PT en el caso de que venda su participación en Vivo pero puntualizó que si no es en esa compañía la operadora lusa puede encontrar otras alternativas de inversión en el país suramericano.

El presidente del BES se mostró confiado en que si PT mantiene su presencia en Brasil, como desea el Estado luso, el Gobierno estará de acuerdo con la venta a Telefónica del 30% de Vivo que tiene la operadora portuguesa.

El BES es el principal accionista luso de Portugal Telecom, con una participación del 7,99%, y espera, en materia de reinversión en Brasil, que "una de las alternativas se materialice rápidamente".

Salgado recordó que el presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, "reafirmó que quiere a PT en Brasil".

Portugal Telecom (PT) negó la semana pasada haber alcanzado algún tipo de acuerdo para invertir en la operadora brasileña Oi que podría desbloquear la venta de Vivo.

Oi es la cuarta operadora móvil del país suramericano con una cuota de mercado del 20% frente a algo más del 30% que tiene Vivo, líder en ese segmento.

Las negociaciones sobre Vivo se interrumpieron cuando PT pidió sin éxito el 16 de julio a Teléfonica una prórroga en la propuesta de 7.150 millones de euros para hacerse con el control de la compañía brasileña de móviles, que expiró ese día sin superar el bloqueo a la operación por parte del Gobierno portugués.

Tres días después Telefónica dio a conocer su intención de iniciar la disolución de Brasilcel, la compañía con la que la empresa española y PT detentan, a medias, el 60% de Vivo.

La última oferta de la compañía española para hacerse con Vivo fue anunciada el 29 de junio y era la tercera que hacía tras su primera propuesta del pasado 6 de mayo por 5.700 millones de euros, que después aumentó el 1 de junio a 6.500 millones.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?