| 3/1/2006 12:00:00 AM

El presidente de Bolivia recibe críticas después de su reunión con Uribe

El presidente Evo Morales afrontaba el miércoles críticas de los opositores y empresarios al no haber logrado un compromiso de su par Alvaro Uribe, que el martes estuvo en La Paz, de asegurar los mercados colombianos para la soya boliviana.

"La reunión entre los presidentes Morales y Uribe no tuvo resultados positivos. Lamentablemente el gobierno reaccionó tarde y el canciller David Chuquehuanca actuó con negligencia", declaró el miércoles a la prensa el senador del principal partido opositor, Podemos, Oscar Ortiz.

Uribe se reunió en La Paz con Morales durante cinco horas y al cabo del encuentro se comprometió a secundar al gobierno boliviano para pedir a Estados Unidos que el tratado de libre comercio (TLC) que acordaron firmar Bogotá y Washington no afecte en lo inmediato al mercado de la soya de Bolivia. Del encuentro también participaron representantes de los productores de soya.

"Lo menos que puede hacer el Presidente es destituirlo (al canciller), pero no queda sino hacer todas las gestiones para salvar los que se pueda", agregó Ortiz.

"La verdad es que no esperábamos este resultado. Esperábamos que el presidente colombiano tenga una mayor apertura con Bolivia. Habrá cerrado el TLC con Estados Unidos, pero no lo ha firmado ni ha sido ratificado por su Congreso", señaló el empresario Gabriel Dabdoub, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz, la región productora de soya.

Pero al representante de los soyeros, Osvaldo Barriga, quien participó de la reunión con los presidentes, no le pareció un mal resultado. "Es un gran avance que el presidente Uribe se haya comprometido a apoyar las gestiones de Bolivia ante Estados Unidos", dijo.

En 2005, Colombia se constituyó en el primer comprador de la soya nacional, con 166 millones de dólares y 500.000 toneladas. Pero en el TLC negociado con Estados Unidos, Colombia concedió una cuota de 900.000 toneladas a los soyeros norteamericanos.

Por su parte el vicepresidente Alvaro García Linera reconoció que "ahora la pelota ha pasado al terreno de los Estados Unidos" y anticipó que él presidirá una delegación para pedir al gobierno estadounidense la renegociación del asunto.

"El gobierno de Colombia ha dicho que el TLC con Estados Unidos es una negociación cerrada, pero se habilitó una opción de emergencia que es ir a Estados Unidos y buscar una negociación sobre este tema", señaló.

Por su parte, el canciller David Choquehuanca informó el miércoles que su despacho está gestionando una reunión con el gobierno estadounidense y anuncio el viaje de una comisión en los siguientes días.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?