| 2/24/2011 1:00:00 PM

El precio del petróleo continúa su escalada alentado por la crisis libia

La crisis libia volvió a disparar hoy el precio del petróleo, que se situó en máximos no vistos desde agosto de 2008 en los mercados, donde existe el temor de que la escalada continúe si la tensión política se extiende a Irán y Arabia Saudí.

Londres- En Londres, el petróleo Brent del mar del Norte -de referencia en Europa- rozó la barrera de los US$120 por barril.

A las 07.55 horas GMT, el Brent para entrega en abril tocó un máximo de US$119,79 en el Intercontinental Exchange Futures, para bajar posteriormente hasta el entorno de los US$115.

El petróleo intermedio de Texas para entrega en abril subió un 1,06 % (US$1,08) y a las 14.05 GMT se negociaba a US$99,86 por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

En lo que va de semana, cuando la tensión en Libia se convirtió en confrontación abierta entre los manifestantes de oposición y el régimen de Muammar el Gadafi, el petróleo se ha revalorizado en Londres un 12%, lo que ha afectado a los mercados bursátiles, que temen una ralentización de la recuperación económica.

Desde principios de año, la revalorización del crudo en los mercados internacionales de futuros es ya del 21%, ya que en la primera jornada del año un barril de Brent se pagaba a US$89.

Todo parece indicar que la escalada continuará mientras no se normalice la situación en Libia, país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que tiene las mayores reservas de crudo de África y es el decimoquinto exportador mundial.

La producción diaria estimada diaria de Libia es de 1,7 millones de barriles, lo que representa el 2% de la producción mundial.

La crisis libia llevó esta semana a las petroleras Wintershall, Repsol YPF, Total, Eni y BP a suspender sus actividades de exploración y explotación de gas y petróleo en Libia.

Los mercados están nerviosos por la posibilidad de que la situación en Libia pueda afectar significativamente a los suministros de petróleo y gas, sobre todo a Europa, destino del 80% de las exportaciones de hidrocarburos del país norteafricano.

En este contexto, las bolsas registraban pérdidas generalizadas, en un clima de pesimismo generalizado por la fuerte subida del precio del petróleo, que hace temer por la recuperación de la economía.

Hace un par de meses hubiera sido impensable, pero los analistas ponen ya su mirada en la barrera de los US$147,5, el precio máximo histórico que alcanzó el Brent el 11 de julio de 2008, sobre todo si la tensión política se traslada a Irán y a Arabia Saudí.

Ante la preocupación en los mercados, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) manifestó en las últimas horas que está "preparada, como siempre, para que el petróleo esté disponible incluso en el caso de una reducción de grandes proporciones del suministro".

La Opep aseguró que tiene capacidad para bombear más petróleo si fuera necesario ante un eventual problema de suministro.

El ministro ecuatoriano de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pastor, dijo que "ciertos países tienen capacidad instalada para poder abastecer de mayor volumen de petróleo" y pidió mantener la tranquilidad: "veamos qué pasa en estos días y semanas".

En declaraciones a Efe en Madrid, Pastor indicó que "la Opep seguramente tendrá una reunión si es necesario para estabilizar el mercado", aunque de momento sólo está contemplada la reunión que la organización celebrará el próximo junio en Viena.

El ministro de Energía argelino, Youcef Yousfi, afirmó que la Opep está dispuesta a tomar las medidas necesarias para asegurar el mercado del petróleo, afectado por la revuelta popular en Libia.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) "tomará las medidas necesarias para asegurar el abastecimiento al mercado en caso de interrupciones en el suministro", dijo el ministro.

Sin especificar la naturaleza de las medidas que el cártel puede adoptar, Yousfi aseguró que "no habrá interrupción significativa debido a lo que está sucediendo en Libia."

La Comisión Europea también expresó su preocupación por la subida que ha experimentado el petróleo y recordó que podría tener un "efecto negativo" sobre la inflación en la eurozona.

Más contundente fue el primer ministro ruso, Vladímir Putin, que declaró que la subida del precio del petróleo supone una "amenaza grave" para la economía de todo el mundo.

La agencia de calificación de riesgos Fitch Ratings advirtió de que la inestabilidad actual en el norte de África y en Oriente Medio puede afectar negativamente los perfiles crediticios de empresas petroleras y gasísticas europeas con intereses en esas regiones.

Las cuatro firmas en una situación mas delicada son, a juicio de la agencia ENI Spa (calificación crediticia "AA-", perspectiva negativa), OMV AG ("A-"/negativa), Repsol YPF ("BBB+"/estable) y BG Energy Holdings Ltd ("A+"/estable).

 
(Efe)
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?