| 4/4/2013 3:52:00 PM

El petróleo y la demanda oriental marcarán la agenda energética en el futuro

La primacía del petróleo y el aumento de la demanda de los países de Asia marcarán la dinámica energética de aquí a 2035, coincidieron hoy la OPEC y la AIE, según las cuales se ha acabado ya la era del "petróleo barato".

París - Las perspectivas de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEC) y por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) fueron facilitadas en la XIV Cumbre Internacional del Petróleo celebrada en París.

Según Maria Van der Hoeven, directora ejecutiva de la AIE, en 2035 el petróleo se mantendrá como principal fuente de energía, con un porcentaje del 27 por ciento, seguido por el carbón (24 %) y el gas (24 %) y, a mayor distancia, las energías renovables (18 %) y la nuclear (7 %).

"Para ese año, el 90 por ciento de las exportaciones de petróleo de Oriente Medio irán para Asia, y América del Norte destacará como un exportador neto. No es difícil imaginar cómo va a cambiar el mapa geopolítico de la energía en los próximos años", destacó.

Según la representante de la AIE, las nuevas fuentes de suministro y las interacciones entre países deberán estar acompañadas de "enormes inversiones".

"Tenemos los recursos para satisfacer la demanda, pero necesitamos convertirlos en suministro, lo que requiere tecnología e inversiones. Y para eso hay que pensar en el precio. La cuestión clave es qué precio hace a cada energía viable", añadió el secretario general de la OPEP, Abdalá Al Badri.

En el mercado hay consenso en que los precios del petróleo se van a mantener estables y en que una volatilidad extrema perjudica tanto a los productores como al consumidor.

"Si bajas hasta cierta cantidad, algunos inversores no lo verán viable, y la falta de inversión lleva a la carencia de suministro, algo que ya ha sucedido en el pasado", destacó Al Badri.

Según la directora ejecutiva de la AIE, es improbable que se llegue a los 60 o 50 dólares por barril pagados hace años.

"Los campos petrolíferos de fácil acceso se habrán agotado, y eso es algo que se debe tener en cuenta a la hora de calcular los precios", concluyó Van der Hoeven.

El presidente director general de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, calculó que, aun sin disponer de "una bola e cristal", el margen en el que se va a mover la industria va a oscilar en los próximos años entre los 105 y los 115 dólares por barril.

El secretario general del Foro Internacional de la Energía (IEF), Aldo Flores-Quiroga, explicó que "todo el mundo comparte la perspectiva de que una volatilidad extrema no ayuda a la inversión ni por supuesto a la seguridad energética".

En lo que también coincidieron todos fue en que factores como el aumento de la población y una esperada recuperación económica a largo plazo hará que se necesiten, según Al Badri, "todo tipo de fuentes, tanto viejas como nuevas".

"Una de las reglas de la seguridad energética es no apostar a una sola energía", concluyó a Efe Quiroga, sin descartar que "un avance tecnológico sorprendente haga mucho más rentable y fácil la extracción de recursos de diversos tipos" en el futuro, lo que podría elevar el porcentaje ocupado por las energías limpias. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?