| 7/22/2007 12:00:00 AM

El Papa pide fin a todas las guerras

El Papa pide fin a todas las guerras

Benedicto efectuó su llamamiento en esta población montañosa de la región de Veneto del norte de Italia, donde se encuentra de vacaciones.

LORENZAGO DI CADORE, Italia _ El papa Benedicto XVI pidió el domingo el fin de todas las guerras, calificándolas como un "infierno" que arruina el paraíso de la Tierra.

El Papa recordó que hace 90 años, el 1 de agosto de 1917, el papa Benedicto XV instó a que terminara la Primera Guerra Mundial.

"Mientras este conflicto inhumano ardía, el Papa tuvo la valentía de afirmar que era una 'masacre inútil"', expresó Benedicto. "Estas palabras, 'masacre inútil', contenían un valor profético que puede ser aplicado a muchos otros conflictos que han terminado con incontables vidas humanas".

Benedicto no mencionó ningún conflicto en particular en sus declaraciones ante varios cientos de feligreses reunidos en la principal plaza de Lorenzago di Cadore para su bendición tradicional de los domingos. En cambio, hizo un llamamiento general.

"Desde este lugar de paz, donde aún es posible sentir lo inaceptable que son los horrores de las 'masacres inútiles', renuevo el llamamiento para buscar el camino de los derechos, para rechazar firmemente el recurso de las armas y negarse a confrontar nuevas situaciones con sistemas antiguos", manifestó.

Recordó también a los feligreses que Dios puso al hombre en la Tierra para que cuidara su "paraíso", pero ese hombre pecó y comenzó a alentar la guerra.

"La consecuencia es que en este estupendo jardín que es el mundo, hay lugar ahora para el infierno", sostuvo.

En las últimas semanas, Benedicto ha incrementado sus pedidos de paz, a partir de un llamamiento del 17 de junio en la población de Asís, conocida por el mensaje de paz que llevó San Francisco. Durante ese sermón, el Papa criticó el horror de los enfrentamientos y del terrorismo en Irak, el Líbano, la Tierra Santa y otros lugares de Medio Oriente, y pidió que terminen todos los conflictos sangrientos.

El portavoz del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi, señaló que cuando el por entonces cardenal Joseph Ratzinger decidió llamarse Benedicto XVI, lo hizo sabiendo que el anterior papa Benedicto había pedido la paz durante la Primera Guerra Mundial.

"Fue muy impopular en ese momento, pero se convirtió en algo muy profético", declaró Lombardi al canal de televisión estatal RAI. "Recordando este gran pontificado, Benedicto tomó su nombre como un orador de la paz".

A la bendición de Benedicto asistieron numerosos prelados del área, al igual que el cardenal de Hong Kong Joseph Zen, un fuerte crítico de la forma en que China trata a los católicos. Viajó hacia Lorenzago, cerca de la frontera de Italia con Austria, con 60 peregrinos.

El mes pasado, Benedicto difundió una carta a los 12 millones de católicos de China, instándolos a unirse bajo su autoridad.

 

AP

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.