Dinero.com Revista Dinero

| 6/22/2012 9:00:00 AM

El papa está preocupado por la penetración de los pentecostales en Colombia

El papa Benedicto XVI expresó hoy su preocupación por la presencia "cada vez más activa" de las comunidades evangélicas y pentecostales en Colombia, condenó la violencia en ese país y pidió a la Iglesia local que no olvide a esas víctimas y a los que han caído en la red de las drogas y armas.

Benedicto XVI hizo estas manifestaciones en el discurso que dirigió a un grupo de obispos colombianos que se está en el Vaticano en visita "ad limina", la que deben hacer al papa todos los prelados del mundo cada cinco años, encabezados por el arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, Ruben Salazar Gómez.

El pontífice dijo que Colombia "no es ajena a las consecuencias del olvido de Dios" y que mientras hace años era posible reconocer en ella un tejido cultural unitario, de base cristiana, "hoy no parece que sea así en vastos sectores de la sociedad, a causa de la crisis de valores espirituales y morales que incide negativamente en muchos de sus compatriotas".

Agregó que es "indispensable" reavivar en todos los fieles su conciencia de ser discípulos y misioneros de Cristo y advirtió contra "el creciente pluralismo religioso", que, señaló, "exige una seria consideración".

"La presencia cada vez más activa de comunidades pentecostales y evangélicas, no sólo en Colombia, sino también en muchas regiones de América Latina, no puede ser ignorada ni minusvalorada", subrayó el papa.

Benedicto XVI aseguró que muchas veces los fieles que abandonan el catolicismo no lo hacen por razones doctrinales, dogmáticas o teológicas, "sino por motivos pastorales y de método de nuestra Iglesia".

"Para evitar esos abandonos hay que ser mejores creyentes, más piadosos, afables y acogedores en nuestras parroquias y comunidades, para que nadie se sienta lejano o excluido" dijo.

"Hay que potenciar la catequesis, otorgando una especial atención a los jóvenes y adultos, preparar con esmero las homilías, así como promover la enseñanza de la doctrina católica en las escuelas y universidades", precisó.

El papa teólogo se mostró a favor de un intercambio "sereno y abierto" con los otros cristianos, "pero sin perder la propia identidad, ya que así se puede mejorar las relaciones con ellos y superar desconfianzas y enfrentamientos innecesarios".

Benedicto XVI denuncio la "inicua violencia" que azota a Colombia y pidió a los obispos que ayuden a los que se hallan privados de libertad por causa de la misma.

También les exhortó a asistir a las víctimas de los desastres naturales, a los más pobres, a los campesinos, a los enfermos y afligidos, "multiplicando las iniciativas solidarias y las obras de amor y misericordia en su favor".

"No olviden tampoco a quienes tienen que emigrar de su patria, porque han perdido su trabajo o se afanan por encontrarlo; a los que ven avasallados sus derechos fundamentales y son forzados a desplazarse de sus propias casas y a abandonar sus familias bajo la amenaza de la mano oscura del terror y la criminalidad, o a los que han caído en la red infausta del comercio de las drogas y las armas", agregó.

Benedicto XVI alentó a los obispos a proseguir por el camino de "servicio generoso y fraterno" y les aseguró que "si la gracia de Dios no lo precede y sostiene, el hombre pronto flaquea en sus propósitos por transformar el mundo".

EFE
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×