| 9/23/2007 12:00:00 AM

El Papa advierte que el dinero puede cegar

El papa Benedicto XVI denunció el domingo la "mentalidad de avaricia" que impera en el mundo y advirtió que el dinero puede convertir en "egoístas ciegos" a las personas.

CASTEL GANDOLFO, Italia _ El pontífice además le imploró a los sectores más ricos que compartan sus riquezas con los pobres.

Benedicto dijo que en la vida había que elegir entre el bien y el mal, entre el altruismo y el egoísmo, la honestidad y la deshonestidad. En última instancia, indicó, se trata de elegir entre Dios y Satanás.

"El dinero en sí mismo no es deshonesto, pero más que cualquier otra cosa puede llevar al hombre a un egoísmo ciego", expresó Benedicto. Pidió una "conversión" de los bienes económicos.

"En lugar de usarlos para el interés propio, debería pensar también en las necesidades de los pobres, imitando a Cristo", sostuvo.

Benedicto efectuó sus declaraciones en dos apariciones diferentes del domingo, durante una visita a la diócesis de Velletri y posteriormente frente a un grupo de feligreses reunidos para su tradicional bendición dominical en su residencia veraniega de Castel Gandolfo, al sur de Roma.

Se cree que el Papa explotará más el tema de la justicia social y económica en su segunda encíclica, que según funcionarios del Vaticano atenderá los asuntos sociales. El papa Juan Pablo II reflexionó sobre esos temas en su encíclica de 1991 "Centesiumus Annus".

Benedicto mencionó esa encíclica el domingo al decir que la economía capitalista tenía algunos aspectos positivos de ella. Pero agregó, "el capitalismo no debería ser considerado como el único modelo válido de organización económica".

"El hambre y las emergencias ecológicas del mundo denuncian con una evidencia creciente la mentalidad de avaricia", que si permitimos que prevalezca, dijo, incrementa la desigualdad entre ricos y pobres y podría llevar al planeta a la ruina.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?