| 12/12/2011 10:38:00 AM

El ministro de Trabajo descarta reducir el salario mínimo en Grecia

El ministro de Trabajo descarta reducir el salario mínimo en Grecia

El ministro griego de Trabajo, Yorgos Kutrumanis, descartó hoy reducir el salario mínimo, como exige la llamada "troika" internacional, compuesta por expertos de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El salario mínimo en Grecia es de 751 euros y la "troika", que hoy inicio una nueva ronda de negociaciones en Atenas, pide que se reduzca hasta el nivel de Portugal, donde es de 450 euros.

Tras una reunión con el primer ministro griego, Lukás Papadimos, que siguió a su encuentro con los representantes de la "troika", Kutrumanis dijo a la prensa que esa medida "está fuera de toda discusión".

La Comisión Europea, el BCE y el FMI también han exigido la abolición del acuerdo entre patronal y sindicatos del pasado verano, que prevé respetar el salario mínimo y contempla, además, subidas salariales del 1,5 % en julio de 2011 y del 1,7 % en julio de 2012, inferior a la inflación, que ronda el 3 % en Grecia.

La misión internacional también propone que se rebajen los costes no laborales del trabajo, con una disminución "drástica" de la participación empresarial en los fondos de pensiones, que sería compensada con un nuevo recorte de pensiones para no desequilibrar las arcas de la Seguridad Social.

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, se entrevistó hoy con la "troika", además de con Papadimos y con el director del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), Charles Dalaras, que representa a los grandes acreedores bancarios de Grecia.

Este encuentro sirve para avanzar en las negociaciones para la quita del 50 % de la deuda griega en manos de bancos y grandes fondos de inversión, cada vez más reacios a participar en el proceso.

La misión de la "troika", que se prolongará hasta el fin de semana, tiene como objetivo revisar las cuentas del país y las reformas exigidas por los acreedores internacionales (recortes de gastos sociales, mayor equilibrio fiscal y privatizaciones, entre otras), aunque Grecia aún se encuentra muy lejos de los objetivos marcados.

En la agenda también se halla la firma de un memorando de entendimiento que servirá para marcar las líneas de actuación del Gobierno griego para seguir recibiendo financiación hasta 2020.

Fuentes del Ministerio de Finanzas, citadas por el portal capital.gr, indican que ese texto exigirá "reformas estructurales" y no simples medidas fiscales.

Una vez firmado el memorando, se discutirá el nuevo tramo, el séptimo, del préstamo de 110.000 millones pactado en mayo de 2010, del que de momento ha sido transferido poco más de la mitad.

Las conversaciones sobre el nuevo paquete de rescate acordado en octubre, con una línea de crédito por 130.000 millones, también deberían comenzar durante esta visita de la "troika" y, en caso de que no sea así, quedarán para el siguiente viaje, en enero. EFE
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.