| 11/2/2010 4:35:00 PM

El mercado de turismos en España se desploma y entra en situación grave

El mercado español de turismos agravó en octubre su desplome con una pérdida de las matriculaciones del 37,6%, provocando una situación que el sector califica de muy grave, con nuevas pérdidas de empleo, cierre de empresas concesionarias y amenazas de deslocalización industrial.

Madrid.- Octubre cerró con 61.366 matriculaciones, frente a las 98.404 del mismo mes de 2009, lo que supone retroceder a los niveles de 1995, según los datos difundidos hoy por las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Se trata del cuarto mes consecutivo de caída del mercado automovilístico español y este registro de octubre es el más alto en porcentaje desde que el Gobierno decidió no prorrogar las ayudas a la compra del Plan 2000E.

La caída de octubre es más grave de lo que aparenta, porque la estadística muestra los resultados "ficticios" del canal de empresas y del canal de los alquiladores, que no representan la verdadera situación del mercado, pero que, sin embargo, supusieron cerca del 40% de las matriculaciones del último mes.

Las empresas y compañías alquiladoras están sosteniendo artificialmente un mercado en el que las compras de particulares, que actúan como termómetro real del mercado, se hundieron el mes pasado un 52%. En los últimos tres meses esa caída arroja una media del 40 por ciento.

Los malos resultados del mercado son atribuidos por las asociaciones del sector a la desconfianza de los compradores en la situación económica, a la elevada cifra de desempleo y a las dificultades de acceso a la financiación para el consumo.

"La confianza de los compradores está en mínimos históricos y hemos vuelto a la misma situación que vivíamos antes de las ayudas: las exposiciones se han quedado vacías", según el presidente de los concesionarios, Antonio Romero-Haupold, quien estima que una tercera parte de los puntos de venta cerrará en los próximos meses, ahondando aún más en la destrucción de empleo.

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, recuerda que desde el estallido de la crisis se han perdido unos 30.000 empleos en las redes de distribución y destruido miles de pymes del sector.

Sánchez Torres augura una "nueva oleada de crisis" con la desaparición adicional de 10.000 puestos de trabajo sólo en las redes de distribución y el cierre de cerca de un millar de agentes de ventas entre concesionarios y compraventas.

El presidente de los importadores calcula que "si el mercado se sitúa por debajo del millón de matriculaciones, volverá a haber un excedente en las redes de concesionarios, que podría ser de incluso el 10%, y ello obligaría a un nuevo ajuste, incluso más duro que el realizado hace dos años".

Luis Valero, director general de la asociación de fabricantes, puso sobre la mesa un dato: las marcas con fábrica en España han perdido la venta de 1,3 millones de turismos en los últimos tres años.

Anfac alertó de los riesgos que conlleva un mercado débil, porque si no se recupera, "España perderá atractivo para mantener los niveles de producción actuales".

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?