| 1/31/2011 8:20:00 AM

El Grupo Chrysler perdió US$652 millones durante 2010

El Grupo Chrysler dijo hoy que en 2010, el primer año completo en que la compañía ha estado gestionada por Fiat tras la quiebra de 2009, perdió US$652 millones tras tener unos ingresos de US$41.946 millones.

Washington - Durante el último trimestre de 2010, el fabricante de automóviles perdió US$199 millones tras ingresar US$10.763 millones.

El Grupo Chrysler también dijo que el Ebitda modificado (resultado bruto de explotación) fue de US$3.461 millones para el conjunto de 2010, de los que US$882 millones correspondieron a los últimos tres meses del año.

Con respecto a su liquidez, la empresa señaló que a fecha de 31 de diciembre de 2010 contaba con US$7.300 millones, US$1.000 millones menos que a finales de septiembre de ese año.

Para este año, el Grupo Chrysler dijo que espera tener unos ingresos netos de alrededor de los US$55.000 millones, un Ebitda modificado de US$4.800 millones y unas ganancias de entre US$200 y US$500 millones.

El consejero delegado de Chrysler y Fiat, Sergio Marchionne, declaró a través de un comunicado que en 2010 la compañía cumplió su promesa de lanzar 16 vehículos nuevos o renovados.

"Todos estos vehículos dan testimonio del renacimiento de Chrysler. Dados los positivos comentarios que hemos recibido hasta la fecha, puedo decir que Chrysler cumplió el año pasado tanto en productos como financieramente, sobrepasando muchas expectativas", añadió Marchionne.

"Sin embargo, nuestro trabajo no está terminado. Tenemos mucho que hacer para cumplir los objetivos de nuestro plan empresarial a cinco años", terminó señalando.

La empresa explicó que en 2010 su cuota de mercado en Estados Unidos fue del 9,2%, frente el 8,8% de 2009. Durante 2010, Chrysler vendió en todo el mundo 1.516.000 vehículos.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?