| 5/9/2006 12:00:00 AM

El Gobierno intenta restarle importancia a la crisis del G-3

De acuerdo con informaciones de 2004, entre los tres países se desarrolla un comercio anual de más de US$5.000 millones.

El gobierno colombiano afirmó que el país no se verá afectado por una eventual salida de Venezuela del tratado comercial con México y Colombia, conocido como Grupo de los Tres.

Así lo explicó el ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, quien opinó que el intercambio con Venezuela, principal socio comercial de Colombia en la región andina, no se afectará porque las relaciones todavía están regidas por las normas de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, amenazó el domingo con abandonar el G-3 durante su alocución en el programa dominical "Aló Presidente", al considerar que tras la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos perdió sentido el G-3.

El anuncio del mandatario venezolano se da a pocos días de haberse conocido el retiro de ese país de la CAN por la firma del TLC de Colombia y Perú con Estados Unidos.

Chávez hizo el anuncio tras informar que no viajaría a San José para asistir a la toma de posesión del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, donde tenía previsto reunirse con su colega colombiano Álvaro Uribe.

Uribe tenía pensado dialogar con Chávez sobre la crisis andina y explicar las razones de Colombia para firmar el TLC con Estados Unidos.

El G-3, que entró en vigencia en 1995, es un bloque de libre comercio, integración económica y coordinación política.

La idea del Grupo de los Tres surgió en 1989, cuando sus países miembros intentaban encontrar nuevos mercados a sus exportaciones dentro de una estrategia de apertura comercial, comenzando negociaciones que culminaron en 1994.

De acuerdo con informaciones de 2004, entre los tres países se desarrolla un comercio anual de más de US$5.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?