| 11/15/2005 12:00:00 AM

El Gobierno ve con incertidumbre la firma del TLC

El propio presidente Alvaro Uribe, proclive al acuerdo, admitió que las negociaciones están en un punto crítico y que "si el tratado no es equitativo, yo no lo puedo firmar".

El Ministro de Comercio Jorge Humberto Botero viajó el jueves a Washington para impulsar las negociaciones del acuerdo comercial entre la región andina y Estados Unidos, que parecen estar fracasando.

El ministro dijo antes de viajar, acompañado de su colega de Agricultura Andrés Felipe Arias, que si bien durante esta semana se avanzó en varios puntos de la negociación, "en este momento no puedo decir si vamos a tener o no TLC (tratado de libre comercio)".

La decimotercera y última ronda de negociaciones que se desarrolla en Washington debía terminar el viernes pero fue extendida hasta el miércoles próximo para buscar un acuerdo.

El propio presidente Alvaro Uribe, proclive al acuerdo, admitió que las negociaciones están en un punto crítico y que "si el tratado no es equitativo, yo no lo puedo firmar".

En un discurso que pronunció el miércoles, el mandatario dijo que si no hay acuerdo comercial, las exportaciones colombianas podrían perder los privilegios arancelarios para entrar a Estados Unidos.

"Me parece muy grave que Colombia amanezca, cualquiera sea el presidente, el primero de enero de 2007 sin la posibilidad de exportar libre de aranceles a Estados Unidos", el destino del 40% del comercio colombiano al exterior, dijo el mandatario.

Señaló que las dificultades técnicas se centran en la producción agrícola con subsidios o ayudas federales de Estados Unidos, de la que los agricultores colombianos piden protección; pero otras complicaciones tienen motivos políticos.

"Para el presidente Uribe sería mejor políticamente no firmar el TLC", opinó el ministro Botero, en una entrevista con el noticiero CMI de televisión en la noche del miércoles.

"Es sabido que los presidentes que han firmado un TLC han perdido popularidad, pero él está dispuesto a pagar el costo político", agregó.

En Colombia, los partidos rivales a Uribe en la contienda electoral han abanderado la oposición al acuerdo comercial en sus campañas, argumentando que arruinará la producción agrícola, elevará los costos de los medicamentos y creará una competencia desleal con la llegada de automotores y ropa usados.

Botero reconoció las dificultades para lograr una negociación equitativa en materia agropecuaria.

En el tema de los medicamentos, aseguró que solo un 3% de los medicamentos tiene limitaciones para su producción genérica pues están protegidos por patentes, aunque activistas denuncian que los medicamentos afectados son los que permiten mejorar la calidad de vida a los portadores del virus de inmunodeficiencia humana y otros para enfermos de cáncer.

Explicó que la importación de vehículos de segunda mano se aplicará solo en aquellas líneas que no se producen en Colombia, como tractores, maquinaria pesada y vehículos de transporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?