| 10/1/2009 12:00:00 AM

El FMI valora positivamente panorama económico de América Latina

América Latina muestra indicios de estabilización y recuperación, ante la mejora de los precios de las materias primas y las finanzas globales, anunció el Fondo Monetario Internacional en su compendio anual.

El informe recordó que la actividad económica regional se contrajo en el último trimestre del 2008 y el primero del 2009, ante el marcado retroceso del consumo, la inversión y las exportaciones, como resultado del endurecimiento del crédito, el deterioro de la demanda extranjera de los productos de la región y una considerable contracción de las remeses enviadas a sus países por los emigrantes afincados en Estados Unidos, Europa y otras partes del mundo.

El informe del FMI —dado a conocer desde Estambul, donde el organismo realiza su reunión anual— dijo que esas remesas mermaron especialmente y afectaron de forma muy penosa a la América Central y el Caribe.

Por otra parte, las grandes economías de la región, como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela, sufrieron un notable castigo en sus exportaciones al disminuir la demanda mundial de sus materias primas debido a la recesión.

Una pérdida especialmente importante de ingresos por exportaciones experimentaron las economías dependientes en materia de energía como Bolivia, Ecuador, y Trinidad y Tobago, según el FMI.

Por otra parte, el organismo multilateral dijo que la recuperación iniciada en el segundo trimestre del 2009 fue "encabezada por Brasil, donde la producción industrial repunto de forma notable, al mismo tiempo que comenzó a moderarse la contracción en México" del sector fabril.

En cuanto a la economía peruana, "tras varios años de rápido crecimiento, quedó virtualmente estancada en la primera mitad del 2009, aunque reanudará una sólida expansión en el segundo semestre del año".

En contraste, agregó el FMI, "México — la economía del hemisferio occidental más castigada por la recesión — se recuperará más lentamente". Agregó que la gripe porcina "ha empeorado el efecto adverso de la recesión global en Argentina y México".

El FMI dijo que Venezuela "seguirá teniendo la mayor inflación del hemisferio occidental debido al robusto gasto público y fácil política monetaria".

En el caso de Argentina reconoció que sigue habiendo polémicas "sobre las estadísticas de la inflación registrada en Argentina".

En el caso de la inflación, las economías de Brasil, Colombia, Chile, México, Perú y Uruguay "tienen mayor capacidad de maniobra, reflejo de su política reforzada y fundamentos macroeconómicos al comienzo de la recesión global".

Por otra parte, el informe reconoció que la baja de los precios del petróleo y la contracción de la actividad económica "ocasionaron un considerable deterioro en las balanzas fiscales de algunas economías", especialmente en Venezuela, "lo que ha reducido de forma significativamente la posibilidad de estímulos fiscales adicionales".

El informe reconoció finalmente que los sistemas financieros de la América Latina "han aguantado la crisis financiera global bastante bien. En particular, los sistemas bancarios han seguido siendo generalmente sólidos, reflejo en parte de los importantes cambios reguladores y supervisores adoptados antes de la crisis global".

El FMI recomendó que algunos países de la América Latina "necesitan reformar su sistema fiscal y de pensiones, especialmente en aquellos en los que los ingresos gubernamentales dependen en gran medida en los aportes de la energía.

A fin de amortiguar las futuras sacudidas externas, los exportadores de crudo y materias primas deberían considerar desarrollar o resaltar medidas para compensar las políticas contracíclicas ligadas a los precios del crudo y las materias primas", aprendiendo las lecciones dadas en este sentido "por la exitosa experiencia de Chile".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?