| 10/1/2008 12:00:00 AM

El FMI retomará su papel de prestamista para recuperar la estabilidad financiera en países emergentes y el el mundo desarrollado.

NUEVA YORK (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional se prepara para retomar su anterior rol activo en los mercados globales, respaldando planes de estabilidad financiera en los mercados emergentes y en las economías desarrolladas, vaticinó el miércoles Standard & Poor's.

"El rol financiero del FMI parece estar listo para pasar nuevamente al centro de la escena", escribió en un informe el analista de crédito de S&P David T Beers.

El organismo "posee una substancial capacidad de préstamo sin utilizar y esperamos que esa capacidad sea desplegada en respaldo a los programas de estabilidad financiera en muchos más países de lo que hemos visto en largo tiempo", agregó.

La demanda de financiamiento del FMI se redujo drásticamente en los últimos años, después de que los mercados de economías emergentes, los clientes tradicionales del fondo, comenzaran a tener superávit de cuenta corriente por los crecientes ingresos provenientes de las exportaciones de materias primas.

Pero esos superávit están nuevamente convirtiéndose en déficit al desacelerarse la economía global y al caer los precios de las materias primas.

Las crecientes necesidades financieras posiblemente obliguen a los gobiernos a emitir deuda soberana en moneda extranjera una vez que la crisis crediticia se contenga.

"Al mismo tiempo, la demanda del inversor de deuda soberana de los mercados emergentes en moneda extranjera debería crecer nuevamente en relación a la demanda de deuda en moneda local", auguró Beers.

POSIBLE BAJA DE CALIFICACION

El esperado repunte en la emisión de deuda soberana en moneda extranjera coincide con un deterioro generalizado en el estado de solvencia de los gobiernos, advirtió S&P.

"La turbulencia en los mercados financieros está afectando los gobiernos en una variedad de formas. La mayoría de los fondos soberanos enfrentan una creciente presión fiscal y la probabilidad de un crecimiento del PIB mas lento, que podría prolongarse dada la severidad de esta crisis de confianza", dijo la agencia calificadora.

Los países con altas calificaciones crediticias en América del Norte y Europa, agregó S&P, han tenido que ajustar sus hojas de balance por el creciente déficit fiscal y por el costo de los paquetes de rescate del sistema bancario.

"El número de calificaciones gubernamentales que corren el riesgo de ser rebajadas inevitablemente aumenta en un entorno tan volátil, y el recorte en las calificaciones ya se está registrando", dijo Beers.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?