| 9/21/2007 12:00:00 AM

El euro sigue subiendo a toda máquina: se cotiza a 1,41 dólares

El imparable euro rompió el viernes otra barrera, y se cotizó a 1,41 dólares, haciendo que el presidente de Francia Nicolas Sarkozy pidiera al Banco Central Europeo que siga la acción de la Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos y reduzca sus tasas de interés.

FRANCFORT, Alemania _ Aunque la cotización del euro ha causado preocupación en algunos exportadores --Airbus anunció nuevas medidas de austeridad si sigue subiendo la divisa europea-- el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet y la canciller alemana Angela Merkel insistieron en defender la independencia del banco europeo.

El euro es la divisa de 13 países de la Unión Europea que cuentan con más de 317 millones de residentes y representan más del 15% del producto bruto interno global.

En otras transacciones, el dólar bajó frente a la libra esterlina, pasando de 2,0099 a 2,0139. La divisa norteamericana subió ligeramente contra el yen japonés, pasando de 114,44 yen a 115,61.

La baja del dólar fue resultado de la decisión del Banco Central de Estados Unidos de reducir su tasa de interés preferida a 4,75%, un 0,5%, una cifra superior a la esperada. La baja en esa tasa de interés fue en respuesta a la turbulencia de los mercados en Estados Unidos y en otras partes del mundo a raíz de la crisis en el mercado de hipotecas de alto riesgo.

"Existen vastas expectativas de que la Junta de la Reserva Federal seguirá reduciendo sus tasas de interés en los próximos meses", dijo Howard Archer, jefe de economistas para el Reino Unido y Europa de la empresa de consultoría Global Insight.

Un dólar bajo favorece las exportaciones de Estados Unidos. Un euro alto, hace más difíciles a los exportadores europeos vender sus productos.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?