| 7/21/2010 8:35:00 AM

El Empire State Building rinde un homenaje al bicentenario de Colombia

La ciudad de Nueva York se ha unido a a la celebración del bicentenario de la independencia de Colombia con diversos actos, entre los que destacan el encendido del Empire State Building con los colores de la bandera de este país.

Nueva York.- El Empire, el edificio más alto de la Gran Manzana que suele "vestirse" de diversos colores para rendir homenaje a cantantes, eventos deportivos y celebraciones de toda índole, tiene previsto iluminarse con el amarillo, azul y rojo de la bandera colombiana.

"El baño de luz del Empire State Building, uno de los edificios más altos del mundo, nos recuerda que hace 200 años nuestros próceres nos dieron la libertad", afirmó el cónsul colombiano en Nueva York, Francisco Noguera Rocha, en un comunicado de prensa.

Los eventos por el bicentenario de Colombia en Nueva York comenzaron el pasado 3 de julio con el concierto del grupo de salsa "La 33" en el Lincoln Center y han incluido el festival "Gourmet Latino", donde el público disfrutó de diversos sabores de la gastronomía de ese país.

La celebración ha contado también con exposiciones de escultura de la artista Natalia Botero y las obras de los pintores Juan Bernal y Sandra Llano-Mejía.

La exhibición más reciente fue inaugurada el pasado lunes en la presidencia del condado de Manhattan, de la muestra iconográfica itinerante del Museo Nacional de Colombia titulada "La expedición botánica", que refleja la sensibilidad por la naturaleza y la conservación del medio ambiente.

Por otra parte, el bicentenario de Colombia -así como Argentina, Chile, México y Venezuela- fue reconocido con una proclama del alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?