| 12/1/2008 12:00:00 AM

El Dow Jones se desploma 679 puntos

NUEVA YORK_ La confirmación de que el país se encuentra en recesión y los reportes de ganancias modestas en las ventas de fin de año provocaron que los inversionistas en Wall Street volvieran a vender. El Dow Jones cayó más de 679 puntos.

Las declaraciones del secretario del Tesoro Henry Paulson de que el declive económico es "significativo" pero manejable probablemente incrementaron el desánimo en el mercado, así como informes pesimistas sobre manufactura y construcción.

Al mediodía, Wall Street recibió la confirmación de lo que todos han sospechado desde hace meses: que Estados Unidos está en una recesión.

La Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés), una entidad privada sin fines de lucro, dijo que un grupo de sus expertos determinó que la recesión en Estados Unidos comenzó en diciembre del 2007.

El promedio industrial Dow Jones cerró con una pérdida de 679 unidades, eliminando así más de la mitad de los 1.276 puntos que acumuló durante un avance de cinco días, el cual se dio por el optimismo de los inversionistas sobre la economía.

Los indicadores más amplios perdieron más de 7%. El índice Standard & Poor's 500, que es vigilado con más recelo por los expertos del mercado, retrocedió casi 9%.

Aunque los informes iniciales sobre las ventas en el primer fin de semana de la temporada navideña indican que las cosas son mejores de lo que esperaban analistas y vendedores, los estadounidenses claramente lo piensan dos veces antes de gastar su dinero.

Ello tiene a Wall Street envuelto en una atmósfera de preocupación sobre el impacto de una caída constante en los gastos del consumidor.

De acuerdo con las cifras preliminares presentadas por la empresa RCT ShopperTrak, una firma que sigue las ventas al detalle en más de 50.000 negocios, las ventas aumentaron 3% a 10.600 millones de dólares durante el llamado "Viernes Negro", el día posterior al Día de Acción de Gracias y que tradicionalmente es uno de los de mejores ventas en el año.

Algunos analistas están preocupados, sin embargo, porque los resultados del Viernes Negro no sean representativos de los del resto de la temporada.

"Luego de un lento inicio de noviembre, pensamos que el fortalecimiento del Viernes Negro no basta para salvar el mes", dijo John Morris, analista de la empresa Wachovia Capital Markets. "La fortaleza no continuó manifestándose por el resto del fin de semana y las ventas bajaron pronunciadamente el sábado, de acuerdo con nuestros investigadores".

En otros mercados internacionales, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con un retroceso de 1,35%. 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?