| 4/14/2011 11:20:00 AM

El director del FMI afirma que hay que crear "trabajos, trabajos, trabajos"

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que la economía global sigue recuperándose pero no crea suficientes puestos de trabajo.

Washington - "La recuperación sigue afianzándose, pero no es la recuperación que queremos", afirmó en una rueda de prensa Strauss-Kahn, quien señaló que es una "recuperación sin suficientes trabajos" y añadió que el asunto central es crear "trabajos, trabajos, trabajos".

Aseguró que la recuperación es "desequilibrada" y la incertidumbre "muy alta" e hizo hincapié en que lo más importante en estos momentos es no sucumbir a la autocomplacencia.

"En el FMI no hay autocomplacencia" y en la comunidad internacional tampoco debería de haberla, insistió.

Recordó, por lo demás, que el problema del desempleo es especialmente acusado en las economías avanzadas.

Los países emergentes, por su parte, afrontan el riesgo de calentamiento y las naciones de bajos ingresos afrontan crecientes presiones por los elevados precios de los alimentos.

Por su parte, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, alertó hoy en una rueda de prensa previa a la de Strauss-Kahn que 44 millones de personas adicionales han caído en la pobreza desde junio de 2010 debido al incremento del 36% en los precios de los alimentos en el último año.

El organismo destacó en su informe "Monitor de Precios de Alimentos" divulgado hoy que el encarecimiento de la comida obedece en parte a la escalada de los combustibles a raíz de las recientes revueltas en Oriente Medio y el Norte de África.

El informe publicado en el marco de la reunión conjunta del BM y el FMI recuerda que los precios del petróleo han subido un 21% en el primer trimestre de este año por la inestabilidad en Oriente Medio.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?