| 12/26/2007 12:00:00 AM

El crudo supera los 96 dólares por barril

Expertos señalaron que el petróleo subió ante la preocupación causada por nuevos bombardeos aéreos de Turquía contra presuntas posiciones curdas en el norte de Irak y la creencia de que los inventarios de crudo en Estados Unidos disminuyeron durante la semana pasada.

NUEVA YORK  _ Los precios del crudo a término registraron el miércoles un drástico incremento de 2,17 dólares y alcanzaron los 96,30 dólares el barril en la bolsa mercantil de Nueva York. En las primeras horas de la jornada el crudo alcanzó una cotización de 96,54 dólares el barril.

Los corredores temen que ante los ataques turcos, rebeldes curdos corten como represalia suministros petroleros de Irak. En el norte de Irak están los pozos de Kirkuk, los más importantes del país después de los situados en Basora, al sur.

Los nuevos ataques se registran mientras los inversionistas aguardan datos de inventarios del Departamento de Energía de Estados Unidos que según se estima, indicarán una reducción de 1,2 millones de barriles de crudo durante la semana pasada. En ese caso, sería la sexta semana consecutiva en que declinan los inventarios de petróleo en Estados Unidos.

El crudo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en febrero subió 2,17 dólares y llegó a 96,30 dólares el barril.

En Londres, el crudo Brent del Mar del Norte subió 2,18 dólares llegando a 94,88 dólares el barril en el mercado ICE de canjes a término.

El combustible de calefacción para entrega en enero subió 7,51 centavos de dólar alcanzando a 2,6698 dólares el galón (3,18 litros) en la bolsa mercantil de Nueva York. La gasolina para entrega en enero subió 7,9 centavos de dólares y alcanzó los 2,463 dólares el galón. Y el gas natural para entrega en enero perdió 2,7 centavos y se cotizó a 6,998 dólares por 1.000 pies cúbicos.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?